jueves, 27 de mayo de 2010

Jack's eye


Yeasayer: Ambling Alp


Al final todo iba sobre el amor.


Sólo voy a decir un par de cosas del final de Lost, porque ya se ha dicho de todo y todos lo hemos leído. Uno: Quienes dicen sentirse decepcionados con la forma en la que ha acabado la serie deberían ser conscientes de que han estado perdiendo mucho tiempo a lo largo de estas seis temporadas, porque no se han enterado de nada. Perdidos era lo que se vio en esos dos maravillosos capítulos, no hay que buscar explicaciones ni aclaraciones, Perdidos se siente, no se entiende. Todos los listos y los fabricantes de teorías que se vuelvan a ver Expediente X, mejor les va a ir. Y dos: el final de Lost, como toda la serie, ha sido de lo mejor que he visto en la televisión, ya forma parte del bagaje intelectual y sentimental de nuestra generación. Después de muchos, muchos años, se seguirá hablando de esta joya.
Levantarme a las seis y pico de la mañana para ver casi en directo como terminaba Perdidos fue muy parecido a las noches de reyes de hace muchos años, dormí mal y estaba super nervioso e ilusionado. Como veis, mi parte infantil sigue muy presente, y a mucha honra!

Los pobres incautos (como Manu) que no se engancharon en su momento a la ya mítica serie, andan agobiados por tanto comentario incomprensible. Y es que hasta en el periódico hablaban el martes de lo cabreada que anda la gente con el final, tanto que hay gente absurda y descerebrada que parece que se está planteando una demanda. No sé, podían buscarse una vida o algo, ¿no? En fin, comienza la era post-Lost, a ver a que nos enganchamos ahora.

A estas alturas, supongo que estaréis igual de hartos de la crisis que yo. Cada vez tengo más claro que todo esto responde a un plan global de control universal del ser humano. Soy muy de la teoría de la conspiración y pienso que nada de esto es gratuito. Mientras crece el paro y demás, las grandes fortunas han multiplicado por tres su patrimonio desde que todo esto empezó. Mientras tanto, la sensación de que un trabajo es un regalo y una suerte más que un derecho, se extiende, así como el miedo y la sensación de inestabilidad e inseguridad, elementos perfectos de control de la masa. Estaría bien no doblegarse y ser fuertes, aunque cueste.
Hoy me he enterado de que en España hay la friolera de 42.000 coches oficiales, de los cuales, la mayoría son Audis A8, que, una vez blindados y demás, pueden llegar a valer hasta 500.000 euros. En fin, es lo que os digo, a mí todo me suena a una tomadura de pelo monumental.

En el parlamento de Cataluña tuvieron que ponerle a Chaves, natural de Ceuta, un traductor simultáneo para que entendiese el discurso en catalán de Montilla, natural de Córdoba. A estas alturas se me hace difícil discernir si en este país somos absolutamente geniales o rematadamente imbéciles.

La semana pasada la artista invitada en Siglo 21 de Radio 3 para presentar su nuevo disco y hablar sobre él, fue La Mala Rodríguez. Esta muchacha está siempre entre dormida, drogadísima y flipada de la vida. Entre muchas absurdeces y cosas directamente incomprensibles para mí, comentó que tener su primer hijo le había cambiado la vida, que ahora, por el chiquillo, si tenía que comerse una rata viva, se la comía (sic). Bonita forma de explicar el sentimiento maternal. La verdad es que estas petardas que van por la vida con la intensidad a flor de piel todo el rato, son insoportables. Escuchándolas da la impresión de que son las primeras mujeres que paren en el mundo. Si cantasen y se callasen estarían más monas.
Iba a poner de cabezera de esta entrada el nuevo vídeo de la Mala, pero me ha parecido feísimo, mejor pongo algo más apañaico.

El jueves pasado me tragué enterito (ya me vale) el aberrante programa de la Sexta, Mujeres Ricas. Después de verlo tuve que recolocarme la mandíbula de haber alucinado tanto y en tan poco tiempo. Me reitero en todo lo que dije en la anterior entrada. Si tener tanto dinero sirve para vivir como viven las desquiciadas estas, me quedo como estoy.

Os dejo un comentario que escribió Cris sobre el tema de la moda de los programas de realidad exótica, merece que todos lo leáis si no lo habéis hecho ya:

La verdad es que lo de la tv es inquietante, todo se reduce a mostrar vidas ajenas de 3 tipos:
1.- las vidas "indeseables", para que sintamos que no estamos tan mal y pensemos "virgencita que me quede como estoy". Dícese de: enfermos,desahuciados,drogadictos,prostitutas,gente en situaciones, económicas paupérrimas,enfermedades mentales ,síndromes dediógenes, ect.
2.- Las vidas deseables, para soñar que nosotros también podemos conseguirlas, y tb para pensar que se está muy bien en el punto medio de todos los extremos (miseria-frivolidad extrema).
3.- Las vidas en el extranjero: si no te gusta tu vida en España, deja de quejarte y vete de aquí. Si no eres feliz es porque no quieres: déjalo todo y encontrarás amor, aventura, salud y una vida de película, tanto que te sacarán en la tele.

Pues eso, mejor no se puede decir.

Ahora va a empezar en cuatro otro programita de este tipo sobre hoteles de lujo. En fin.


Y hoy, en la parte musical, Ambling Alp, una canción a la que estoy muy enganchado, del grupo Yeasayer, sí, es la misma del anuncio del Primavera Sound en la que explotan unas piñatas con forma de chica y de chico. Yeasayer son de Brooklyn, como no, que allí lo de los grupos molones debe ser como lo de los olivos en Jaén, que todo el mundo tiene, aunque sea uno. Acaban de sacar Odd Blood, un disco estupendo lleno de temazos como éste, muy recomendable y muy como para el resto de la primavera.
Si os suena la voz del cantante, Chris Keating, es porqueque era el que cantaba en el temaco de Simian Mobile Disco, Audacity of Huge.

7 comentarios:

Rafael dijo...

Por qué siempre me encanta como lo describes todo eh?

Ya sabes que te hablo poco por aquí pero te sigo en los ratitos que esta "gymkana", como tu la definiste, que es ahora mi vida (espero que acabe pronto, la "gymkana" no mi vida, aunque al paso que va...).

Te mando un beso grande grande, y a la compaña que lee estas cosas también.

Alejandro Muñoz Mateos dijo...

Jugoso Dani, jugoso...

Dani prenda mía, la fe mueve montañas, provoca ceguera e induce al fanatismo más vacío de todos porque no se sustenta en nada, sólo en sí misma. Empiezas pronto, en la tercera línea..., te equivocas ya que SÍ, me he sentido decepcionado por la forma en la que acaba Lost y aun así, por mucho que os duela a esa parte ciega , sumisa y conformista, SÍ, me he enterado de todo. Y como me he enterado de todo lo digo con la boca muy abierta para que me entren todas las moscas del mundo (menos las de la isla, que me dan asco) ¡PIENSO QUE EL FINAL DE LOST ES UNA BASURA!..., bueno menos que eso, porque buscando en la basura seguro que encuentras finales más interesantes leyendo las etiquetas de los componentes químicos de un bote vacío champú.
.
.
.
...el resto me lo guardo para réplicas, Jajajaja.

Besos

angelpop dijo...

Cojones Álex, me gusta tu discurso. Y aunque no he visto ningún episodio de LOST, creo que mis filias van por otros derroteros más raros, y soy de los que me he leido todo lo leible sobre la serie, porque me gusta estar informado, es mi curro. Y quiero ponerme de tu lado. Aunque nos echen piedras... como a Magdalena, la pobre.

Daniel dijo...

A ver, álex, que no te haya gustado el final de Lost no quiere decir que seas super indie y alternativo, no sumiso y demás cosas nazis que dices; de hecho, a la mayoría de la gente no le ha gustado, con lo cual, el No al final de Perdidos es la opinión de la masa. Evidentemente, que a mí me haya gustado tampoco quiere decir que sea guay y mejor, sencillamente que creo que he conectado mais con el espíritu de la serie.
El error de todos los que os habéis sentido decepcionados es el querer respuestas a toda costa. Pero si nunca las han dado!!! como mucho con cuentagotas y lo que les daba la gana, que era la gracia de todo esto, que hubieran hecho una explicación detallada de todos los misterios de la isla no hubiera tenido sentido ninguno, eso si que hubiese sido frustrante. Además, darling, la serie no iba de la Isla, iba de los personajes, qué mejor final para ellos entonces?

Y Ángel, con todo el respeto y cariño, puedes haber leído hasta hartarte de Lost, pero si no la has visto es como si nada, para opinar tienes que vivir la experiencia Lost.

Besos a todos!!!

M dijo...

A ver Dani, yo me apunto a lo del final de Lost, las demás cosas que dices en el post paso de ellas...
A mi el final de Lost me decepcionó, y te está hablando un fan de la serie total, la seguí desde el principio y he sido totalmente fiel a ella, he visto cómo han cambiado los personajes, cómo han evolucionado... todo, y me ha encantado, nunca he puesto una mala crítica porque pensaba que todo era parte de un desenlace genial en el que yo también pondría algo de mi parte, de mi interpretación... pero no hasta llegar ahí, entre que hay cosas que no cierran y otras que cierran demasiado (como lo de la iglesia y la luz) me quedé con un desazón increible, cómo si no me hubieran dejado participar y al mismo tiempo no me hubieran explicado las reglas del juego bien. Así que la cagas (cariño mío) con las frasecitas del principio y cuando te pille, te voy a dar una paliza y ya puedes imprimir esto y enviarlo a la policía para que estén avisados!!!!
Es cierto que una parte de mí no quería que acabara la serie, y eso lo hacía mucho más dificil el contentarme con el final de ésta... pero que no...
¡¡¡salen tíos en cueros en el video!!! (es que veo los vídeos al mismo tiempo que escribo en tu blog)
¡¡una tía en cueros!!!
¡¡¡qué raro!!!!!
¡la canción, como siempre, no la voy a volver a escuchar, eso ya lo sabes cariño mío!
Y como yo te quiero tanto y te doy mi corazón (tómalo, tómalo, mío es tuyo no) te digo que estoy de acuerdo contigo en la primera frase, al final todo iba sobre el amor... eso es lo mejor de Lost y de la vida :)

Alejandro Muñoz Mateos dijo...

Son las 5.14 de la mañana y sólo te digo uan cosa.
.
.
.
.
.
.
.
.¡¡ACTUALIZA MARI!!!

Jose dijo...

Querido Dani,

Todos sabemos de tu amor a Lost (por activa y por pasiva) y posiblemente razón no te falta en todo tu discurso-perfectamente-escrito y respuestas-perfectamente-razonadas a quienes han osado criticarte, per has de ser consciente que tu entusiasmo por la serie te hace ser poco condescendiente con los que opinan (y quizás razón no les falte) que el final de la serie fue una decepción. Para gustos siempre hay colores y en esto del TV-show muchos más.

En cualquier caso, ya estoy deseando leer tu nueva actualización...

Beso.

Si me gustan tus entradas, son sobre todo por tu genialidad y