miércoles, 21 de abril de 2010

Infancia pixelada



Klaus&Kinski_ley y moral

Nos encanta hablar sin saber, a mí el primero, para que no me digáis nada. Lo digo porque hace dos sábados estuvimos Oihana, Álex, Miguel Ángel y yo en el concierto de Los Cabriolettes, o sea, de Bimba Bosé, en Planta Baja y, a la salida, mucha gente a la que se lo contamos, no paraba de rajar de la modela.
Bueno, pues una cosa os diré, yo nunca he sido fan fatal de esta chica, me gustaba, me parecía una modelo interesante por rara y distinta, pero poco más. Nunca me había parado a escuchar su música ni nada por el estilo, fui al concierto por la gracia de verla en vivo y por acompañar a Oihana, que si es muy, muy, muy forofa de la susodicha. Pero cuando salió al escenario del Planta, empezó a moverse y a cantar, oye, que cosa, que poderío, que impresión. Resulta que la muchacha gana muchísimo en directo, canta bien (me da igual que alguno resople a estas alturas) su grupo toca bien, tienen un directo bastante conseguido y ella es un espectáculo. No porque haga la mamarracha ni nada por el estilo, no, se limita, yo creo, a ser natural, y , nos guste o no, hay gente que tiene naturalezas privilegiadas.
Me encantó ver como se meneaba y casi posaba, y, al final del concierto, se bajó, se hizo fotos con el escaso público que allí había, momento en el que Oihana se puso a temblar y a balbucear presa de la emoción y la incredulidad, se tomó unas cervezuelas y allí que estuvo hablando con todos los mariquitas modernos que se le acercaban para decirle que era fantástica, ideal y maravillosa toa.

Yo es que a la Bimba no la veo como a otras. Quiero decir, es evidente que se ha aprovechado del nombre, cosa que todos haríamos, pero también ha demostrado que lo vale, ¿no? Como modelo es estupenda y como cantante, pues bueno, tampoco es gran cosa, pero queda demostrado que se desenvuelve. Ser "hijo de" no tiene porque ser malo per se, ¿qué sería sino de Sofia Coppola, de Duncan Jones (retoño del Bowie) de Stella McCartney, de Lourdes María León Ciccone, de Liza Minelli, de Natasha Kinski o de la gran Tamara Falcó Preysler? Luego tenemos a Terelu (que con sólo pronunciar su nombre me da una arcada), Lara Dibildos, Julio José Iglesias (travesti filipino) y especímenes por el estilo que, si lo pensáis bien, no les hace falta ser hijos de famosos para resultar taaaan desagradables. Rompamos una lanza a favor de los hijos de famosos con talento.

Más música en directo. Este fin de semana estuve en Martos, Jaén, en uno de los conciertos más curiosos, diferentes y especiales de todos a los que he asistido. Es lo que tienen los pueblos, que tienen de todo, como decía Amparo Baró en El Bosque Animado. La historia trata de lo siguiente: en una casa particular de Martos, se organiza un concierto en el salón (como lo leéis), con unas setenta personas de público y el artista tocando a tu ladito; como una fiesta, pero super deluxe. En este caso se trataba de Parade, al que sigo desde hace tiempo y que me encanta.
La experiencia de escuchar a este señor, tocando sus teclados, con su ordenador y sus proyecciones, en el reducido espacio de la sala de estar de una casa, me resultó increíble. Al terminar, le compré un disco, me lo firmó y estuve hablando con él y haciéndole la rosca (por lo visto los libra somos muy peloteros), además de que luego se vino de copichuelas con nosotros. Le pregunté qué es lo que pasaba en Murcia (es murciano marrano), por qué salían tantos grupos y tan buenos de allí, me dijo que la razón es Jabalina, la casa de discos. Pues gracias Jabalina.
Entre las muchas canciones que tocó, hizo una versión preciosa de El Aviador, la mítica canción de Family. Pelos como escarpias.
Por cierto, creo que habrá más, además de un festival en verano con Klaus and Kinski, The Weding Present, Second y alguien más. Yo voy.

Y el miércoles pasado, Elena y yo nos fuimos al centro comercial de aquí, de Almería, a ver Furia de Titanes. A mí la peli de los setenta, con Harry Hamlin en plan icono sexual en faldita, me encanta, es una de mis favoritas de cuando era pequeñín, y tenía curiosidad por ver cómo la habían transformado. Un asco, peor imposible. Al menos nos reímos mucho con las chorradas de la película y los estilismos absurdos de los dioses convertidos en caballeros del zodiaco. Además, a mí, el prota, Sam Worthington, el mismo de Avaratar, ni fu ni fa. Elena no paraba de decir lo bueno que estaba, eso sí.

Antes del cine nos dimos una vuelta por el centro comercial, que es horrible, como todos, pero que es donde tienes que ir aquí si quieres ir a ver ropichi al H&M. En los centros comerciales me siento como encerrado y no hago más que ver gente que parece muy triste y acabada. Tomándonos un cocacola antes de entrar al cine, empezamos a hablar de lo fea y basta que es Andreita, la hija de la Esteban, que lleva camino de convertirse en troll, y terminamos hablando de famosos y famosas que se van a África y sitios así, a hacerse fotos con niños pobres y demás. Ahí es cuando Elena preguntó que si a los hijos de los famosos se les píxela la cara para que no se les reconozca, a ver por qué a estos pobrecillos nenes no se les hace lo mismo. Hay dos infancias, dijo, una pixelada y otra a cara descubierta. Me meo toa.


Y ya que he hablado de Jabalina, hoy toca una canción de Klaus&Kinski, el gran grupo murciano que publica en esta casa de discos y que acaba de sacar su segundo largo, Tierra Trágalos. Ley y Moral es el primer sencillo y vídeo que presentan de este nuevo trabajo, lleno, como el anterior, Tu hoguera está ardiendo (uno de los mejores discos de los últimos años), de canciones impresionantes y letras finísimas y retorcidas.
Hoy se la dedico, porque sé que les gusta y por el fin de semana tan chulo, a Miguel Ángel, Amador y Nacho.

jueves, 8 de abril de 2010

Eloise Windmore

We Have Band: you came out

¿Os acordáis de mis vecinas sentadas en la placita de debajo de mi casa hablando a grito pelao? Bien, pues ayer estaban ahí otra vez, frecuentan mucho ese banco, y escuché la siguiente conversación:

- Oye, que me ha dicho el Mígue que a ver cuándo te conectas al messenger.
- ¿Otra vez con el Messenger de los cojones?
- Sí, tía, ¿qué pasa?
- Que ya te he dicho un montón de veces que yo no tengo messenger, que no me da la gana, que el que quiera decirme algo que me lo diga a la cara, que no tengo tiempo para perderlo delante de una televisión poniendo “ja ja ja”.

Un día voy a bajar a decirles a ver si no les importa que me una a la charla, me encantan.

Y de la chica que limpia en el estudio en el que trabajo, ¿os acordáis? Pues este martes me pidió que a ver si podía ponerle un anuncio en internet para vender tres cachorros de yorksire enanos (por lo visto los hay de varios tamaños) que acababa de tener una de sus perras. Le pregunté que si se dedicaba a criar perrillos o algo, y me dijo que no, que es que ella y su madre, con quien vive, tienen, entre las dos, diez perros en casa (!!!!!) y que querían vender éstos para salir de la crisis (sic). A continuación me hizo la lista de la raza y el nombre de cada uno, sólo me quedé con una que se llama Pamela y con otra que se llama Merche, por la cantante, que le gusta mucho. Me parece muy acertado que la gente le ponga a los perros nombre de persona. Cada vez me cae mejor esta mujer.

Supongo que todos estaréis al tanto de la impresionante salida del armario de Ricky Martín. Que pena. Ya podía haber salido cuando me gustaba, me hubiera encantado, ahora me importa tó, como, por lo visto, al resto del planeta. Todos nos acordamos del suceso de Ricky en Sorpresa, Sorpresa, con la niña, el perro y la mermelada. Hasta han salido grupos en Facebook, ese gran cajón de sastre lleno de desparrame y genialidad. Aun hoy no consigo explicarme cómo es posible que un país entero se creyese semejante bulo, hasta el extremo de que había personas trastornadas que aseguraban haber visto aquello. Me encantaría conocer a quien creó y expandió el rumor, quedaría a tomar café con él, con los que inventaron los imantadores de agua y los de la pulsera Rayma. La gente que lleva a cabo timos inofensivos y triunfa con ellos me cae muy bien.


Proclamo desde aquí mi absoluta entrega a Glee. Adoro esta serie. Río, canto y lloro muchísimo viéndola, como un auténtico loco pitres, que al fin y al cabo, es lo que soy. Glee es muy sencilla, apela a la lágrima fácil, al absurdo cotidiano, a la comedia desparramada juvenil de toda la vida, pero lo hace de una forma muy inteligente y, sobre todo, muy amable, tratando maravillosamente bien al espectador. Sus personajes son encantadores, todos tienen algo especial. Me encanta Sue Silvester, la entrenadora de las porristas, la profe obsesionada con la limpieza, Britanny, la cheerleader tonta del bote, la cuñada mala de Mr Shue y Rachel Berry, tan insoportable la pobre. Hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien con una serie.
En esta última frase, evidentemente, no incluyo Lost, porque ver Perdidos es una experiencia que va más allá de lo que se entiende vulgarmente por “ver una serie”. Todos los que seguimos con ansia y devoción Perdidos sabemos que es algo que va a pasar a la historia, que nunca hubo nada igual y que tardará en haberlo. Estamos todos bastante atacados con la proximidad del final, ¿qué pasará?, ¿será Jacob el bueno o el malo?, ¿qué ocurrirá con el humo negro?, ¿qué demonios pasa con Desmond?, ¿quién será el sustituto de Jacob? ¿nos explicarán lo de las dos líneas de tiempo paralelas? ¿nos explicarán algo? Yo me debato entre las ganas de que me lo desmenucen todo y el morbo de que me dejen con un palmo de narices. A ver si alguien va organizando una fiesta para ver el último capítulo, ¿no? Y todavía hay incautos por ahí que dicen que no la ven y que no les interesa, en fin, peor para ellos, cargarán siempre con un gran agujero emocional y generacional. El que abusa no es traidor.

Y aquí está la lista mensual (Marzo) de temazos del disco de Oihana, apuntad bien:

01. MGMT: flash delirium
02. Los Punsetes: tus amigos
03. La Roux: farewell to the fairground
04. Marina and the Diamonds: shampain
05. Klaus&Knski: brilla como una estrella
06. New Young Pony Club: chaos
07. We Have Band: honeytrap
08. Two Door Cinema Club: undercover Martyn
09. Hurts: wonderful life
10. Breton Armada: en la azotea
11. Two Door Cinema Club: i can talk
12. Goldfrapp: rocket
13. Marina and the Diamonds: hollywood
14. We Have Band: you came out
15. Klaus&Knski: eres un sinvergüenza
16. Los Planetas con La Bien Querida: la veleta
17. Lali Puna: move on
18. Kisses: bermuda
19. Jesus Christ (the indie band): is this really what you want?
20. MGMT: i found a whistle


En las dos últimas semanas, he descubierto una cantidad de grupos y discos inusitada, hasta para mí, que soy muy cansino con el temita. Parece que mucha gente se ha puesto de acuerdo para sacar disco y eso es algo de lo que nos alegramos mucho, nunca me canso de escuchar música nueva, soy un poco adicto, creo. Entre todos ellos, ahora mismo estoy muy enganchado al disco de We Have Band, grupo de Londres formado por Darren Bancroft, Dede WP y su marido Thomas WP, bastante rarunos los tres, cosa que hace que me gusten más aun. En UK (uka) los han proclamado como nuevos héroes del pop electrónico, sea lo que sea eso. El caso es que el disco que incluye este super temazo de impresionante clip, WHB, está requetebién, escuchadlo enterito que os va a gussssssstar (está en el spoty).