jueves, 25 de febrero de 2010

OyePerdona


Caribou: odessa



Por poquito que alguien me conozca, seguro que sabe de mi amor y pasión por la calle y por la gente; si son un poco especiales, mejor que mejor. La Vida, así, con mayúsculas, está ahí, tirada por las calles, en los ojos de los demás; la Vida que me interesa y me hace feliz. Si a esto le unes mi gusto por la ropa, los estilismos variopintos, el placer de observar, por quedarme alucinado por las pintas de algunos y algunas, las revistas de moda y las webs tipo “¿te importa que te haga una foto qué es que vas super mona?”, te dará como resultado el nuevo blog que hoy publico y que anuncio aquí a bombo y platillo: http://oyeperdona.blogspot.com/.

Hace tiempo que tenía muchas ganas de hacer algo así y ya es una realidad, estoy muy contento, ahora sólo falta que os guste y que lo sigáis, que si no, no hacemos nada. Tengo que dar las gracias y ponerme a los pies de Oihana y de Cristina, que desinteresadamente y con la gracia, amabilidad, bondad y saber hacer que las caracteriza, me han ayudado a ponerlo en marcha, Oihana diseñándolo, con el precioso resultado que podéis observar, y Cristina, maquetándolo y dándome muchas y buenas ideas. Sin su ayuda no podría haber hecho realidad este blog que tanta ilusión me hace. Gracias again a las dos, que suerte tengo de teneros a mi ladito.

Empiezo con imágenes de amigos y amigas, tengo la suerte de contar con gente especial, guapérrima y con mucho punto a mi vera, y eso tenía que aprovecharlo. Espero ir llenando esto de anónimos, conocidos y más amigos que tengan la amabilidad de querer participar en esta pequeña historia. A ver cómo va evolucionando.

Me encanta tener bares en los que estás como en casa. Me pasa en Almería con la cafetería en la que desayuno todos los días. En cuanto entro por la puerta y saludo, ya me están poniendo mi café y mi tostada, sin necesidad de decir qué es lo que quiero. Pasar ese ratito, leyendo el periódico, rodeado de gente que casi conoces por verla todos los días allí, como tú, a la misma hora, es mi momento favorito de la mañana.
Y me pasa en Granada con el Infrarrojo, del que ya he hablado muchas veces aquí. Ir al Infra es ya una costumbre de casi todos los viernes por la noche, mi día preferido allí. Saludar a Marcos y a los camareros y camareras, ver a la fauna que no falla nunca, escuchar las canciones que conoces y bailarlas con los amigos, proporciona momentos de felicidad y alegría instantánea.
El fin de semana pasado, además, coincidí allí con Diego, que me comentó que leía el blog y que, encima, le gustaba. Gracias Diego, siempre es un placer que me leáis y me lo digáis, bienvenido!!


Y ya está aquí la lista de temazos de febrero cascabelero, de lo que ya recibe el nombre oficial de “el disco mensual de Oihana”:

01. The Knife: colouring of pigeons
02. Ray Lamontagne: be here now
03. Beach House: zebra
04. Husky Rescue: man of stone
05. Karen O and the Kids: all is love

06. Moderat: rusty nails
07. Music go Music: light of love
08. Hot Chip: thieves in the night
09. Gorillaz: stylo (radio edit)
10. The Knife: the height of summer
11. Music go Music: reach out
12. Four Tet: Angel Echoes
13. Caribou: odessa
14. Hot Chip: we have love
15. Massive Attack feat. Horace Andy: girl i love you
16. Husky Rescue: sound of love
17. Beach House: 10 mile stereo


Caribou es, a parte del nombre con el que se conoce a los renos salvajes en Canada, el nombre de guerra de Daniel V. Snaith, músico de Dundas, Ontario, que antes se hacía llamar Manitoba y que es además profesor de matemáticas en la Universidad de Ontario, como su hermana y su madre, que cosas.
Hace un tiempecillo me había bajado su anterior album, Andorra, pero la verdad es que no le hice mucho caso. Sin embargo, este Odessa (ciudad de la porrista de Heroes) me ha dejado bastante impresionado. La podréis encontrar en el nuevo disco, Swim, que publicará este pollo el 20 de abril.

jueves, 18 de febrero de 2010

Tom Ford Fiesta



Music Go Music: Light of Love


Ya he visto la película de Tom Ford, Un Hombre Soltero. Para empezar, ¿por qué en el cartel sale Julianne Moore detrás de él? Es muy guapa, muy pelirroja, muy pecosa y muy de todo, pero para mí que sobra, bastaba con Colin Firth, que para eso la peli es un videoclip suyo. No me gusta cuando ponen cosas de relleno en los carteles de las películas para atraer al personal.
Está claro que a Tom Ford le encanta Wong Kar Wai, y, la verdad, puestos a copiarlo, lo hace mucho mejor que la Coixet, a la que se le indigestó, con el resultado de la truñesca Mapa de los Sonidos de Tokio. Ford lo copia sin complejos, lo homenajea sin parar, de hecho, su película es la que hubiera hecho el hongkonés en vez de In The Mood For Love, si hubiese sido americano, gay y diseñador de ropa.

A Single Man es un delirio de imágenes preciosas, todo es bonito, todos son guapos, todo es refinado, elegante, delicado. A mí me encantó la recreación de unos años sesenta (escogidos por ser la época donde nacieron los modernos como hoy los conocemos y por ser una década de luminosa belleza) totalmente idealizados y estilizados hasta casi rozar la caricatura. El protagonista es perfecto, su casa es perfecta, su coche es perfecto, la ropa que lleva es perfecta, la universidad en la que trabaja es perfecta y tiene alumnos perfectos, todos como preparados para salir en un anuncio de perfume en cualquier instante. Pues qué queréis que os diga, el cine está, entre otras cosas, para soñar y para sentirse más guapo, más elegante, diferente. Disfruté mucho durante las dos horas de imágenes ideales, y me encariñé con el protagonista, todo el rato sufriendo sin parar. Las reflexiones sobre la vida, la muerte, el amor, el silencio forzado, la belleza, la juventud, la vejez, son un poco inmediatas y fáciles, pero no por eso menos verdaderas.
Si os gusta lo que hacía Tom Ford en Gucci, si os gusta él (que está tremendo), si veis anuncios de perfume en el youtube, si os mola Capote, si idolatráis a Audrey Hepburn, si tenéis algún disco de Mancini o de Nyman, si leéis el Vogue, si os gustan las pelis de los sesenta, no dejéis de verla, os va a encantar.

¿No os parece genial lo de la figura de cera de Marichalar? Esa foto tan impactante del operario del museo de cera de Madrid llevándoselo en una carretilla, muy performance involuntaria, muy símil de lo que ha hecho la Familia Real con él, después de todo lo que le deben y el servicio que les hizo, que convirtió a la Infanta Elena en un icono de estilo y la puso en los primeros puestos de las más elegantes de la revista ¡Hola! Antes ya lo había apartado de mala manera en el museo y lo habían puesto con los toreros, qué ya me dirás que porras hacía ese señor allí. Dicen que se va a vivir a París, a ver desfiles todo el rato, a alternar con gente rica y a ponerse la capa española. A mí es un personaje que me encanta, nunca olvidaremos cuando, recién nacido Froilán, le preguntaron qué a quién se parecía y ni corto ni perezoso soltó: “a su madre, el pobrecito”. Ídolo.

Olvidad lo que dije en la anterior entrada del disco de The Knife, Tomorrow in a Year, es una demoñez, sí, pero no puedo parar de escucharlo, un motivo más para amarlos!!

Yo compro el cupón todos los viernes, ¿vale? Y cada viernes pienso que me va a tocar y me lo creo y me hace una ilusión tremenda, algún día pasará y me voy a reir un montón de todos los incrédulos. Aquí en el Villorrio (A.k.a. Almería) se lo compro siempre a un señor-personaje total que pone su ranchito en El Paseo y que siempre lo decora, entre otras cosas, con una especie de dibujo de Michael Jackson a plumilla; cuando vi eso no me quedó más remedio que convertirlo en mi cuponero oficial. El viernes pasado me explicó por qué todos los números tienen su nombre, del 00 al 99. Resulta que, cuando la mayoría de la gente era analfabeta (An-alfa-beta) se tuvieron que inventar algún sistema para que reconociesen los cupones, y así, en plan ideograma, lo que para alguien que sabía leer era un 00 o un 15, para un analfabeto era la muerte o la niña bonita. Me encantó la historia, muy Amar en Tiempos Revueltos.

Hago un llamamiento desde aquí a los usuarios de Facebook que ponen cosas en su muro tipo: “ Ya esta hecho, volviendo a los orígenes”, o, “la oscuridad ha pasado, vuelve la luz”, o, “siempre igual, nunca lo conseguiré”.... A favor totalmente del CaraLibro como medio de expresión artística, faltaría más, pero que sepáis que no se os entiende nada de nada.


El sábado me compré en Oxia una camisa estupenda y, de paso, me llevé el Mondo Sonoro de este mes; me encantan las publicaciones gratuitas. Entre las críticas de los discos, me llamó mucho la atención la de un grupo que no conocía, Music go Music, en la que el autor reconocía su amor y devoción por las canciones de esta banda de California, que acaban de sacar su primer cd, Expressions; recopilatorio de tres cds que habían publicado anteriormente. Estoy hartito de las críticas musicales y cinematográficas aburridas y llenas de referencias que nadie entiende y que a nadie le importan, lo que me gusta es alguien que se moja, que deja la objetividad a un lado y que escribe desde las tripas. Music go Music son un desparrame divertidísimo, una fiesta de referencias delirantes que suenan más Abba que los propios Abba. Me derrito con las canciones que te dan ganas de vivir, de saltar y de bailar, y declaro mi amor por Gala Bell (que nombre más genial) la chica que canta, con esa cara, esa piel y ese vestido. Para comérsela.

miércoles, 10 de febrero de 2010

En plan plaga bíblica



Moderat: Rusty Nails

Este mediodía, como todos los miércoles, he quedado para comer con Elena, faro y salvación en Almería. Me encantan las costumbres de este tipo, encontrarse con alguien todas las semanas el mismo día, para comer, ir al cine, o lo que sea; como hacen las señoras mayores.
Elena es de las poquitas personas, por no decir casi la única, con la que puedo hablar de moda, que es algo que me chifla y que a poca gente le gusta. No me refiero a si se lleva el estampado de leopardo o los pantalones cagadillos, no, ella sabe quién es Nicolas Ghesquiere. Elena, desde aquí te lo digo, me encantas; y no sólo por eso, evidentemente.

Empieza Carnaval, una de las fiestas que menos me gustan del año; estaría a favor si estuviese en alguna comunidad en la que diesen días libres. Yo sólo me disfrazaría si me hiciesen un disfraz a medida, estupendo, originalísimo y en el que yo no tuviera que pensar ni hacer nada; que pereza ir por las tiendas de los chinos buscando un sombrero de copa, uffff. Para mayor regocijo, este año coincide con San Valentín, que tampoco me gusta mucho, pero que tiene gracia para atormentar a la pareja de turno si no se ha acordado de comprarte una tontería.
Hablando en el FaceBook con Manu del tema, hemos pensado que puede ser una ocasión ideal para combinar estos dos eventos en uno solo, performar, matar dos pájaros de un tiro y disfrazarse de cosas tipo: caja de bombones, ramo de flores, cupido (con el añadido de que en los bares de ambiente siempre pega mucho el momento ángel), diamante o cena en el Capricho. Te disfrazas y te regalas al maromo, barra a, correspondiente. Además de que quedas como un rey, claro.

The knife, grupo sueco al que idolatro y al que deberías de, como mínimo, conocer, acaba de sacar un disco llamado “Tomorrow, in a year”, que es en realidad una ópera sobre “El Origen de las Especies” de Darwin. En una primera escucha es un poco infumable, como prometía el planteamiento, la verdad. En una segunda escucha, salvo un par de temas, Colouring of Pigeons y Seeds, pero porque me empeño y quiero que me guste ¿Por qué a algunos artistas se les va la cabeza tanto algunas veces y les da por ponerse trascendentes? Han tenido un momentazo Drawing Restraint totalmente Björk. Ella parece que todavía no se ha recuperado y sigue endemoniada perdida, esperemos que a los hermanos Andersonn no les pase lo mismo, se les bajen los humos, y vuelvan a hacer maravillas como Pass this on.

Cada vez que sale Leire Pajín en la tele tengo que cambiar de canal, me da una grima horrorosa. No puedo con la Hipatia de Benidorm. Me pasa igual que con Amaia Montero, que cuando escucho una canción suya en la radio, me tiro en plancha a cambiar de dial, a ver si con la tontería me quedo sordo en plan plaga bíblica.

El lunes volvía a picar y vi un rato del pograma de Rafa Méndez. Esta vez iba sobre Vips, riqueza y glamour (que es una palabra como fashion, que de tanto usarlas y pervertirlas, definen todo lo contrario de lo que se supone) Entre otras lindezas, salía una señora absurda y horterísima que no hacía más que gastar dinero en chominadas y en intentar ponerse guapa y joven, lo que ya era harto complicado. En un momento del reportaje, mientras su peluquero, que le cobraba 500 castañas por hacerle un moño, la peinaba para ir a una fiesta, Rafa le preguntó qué si sería capaz de vivir con 1000 euros al mes, a lo que la señora contestó. “hombre, hay que ser muy inteligente para vivir con 1000 euros al mes”. Arte.
Y hablando de tele, esta noche ponen en A3 una especie de película sobre Farmacia de Guardia chopocientos años después; que no se qué falta hacía, la verdad. Yo, que sólo he visto el anuncio, he llegado a la conclusión que a Carlos Larrañaga lo podrían usar como método de tortura en cualquier interrogatorio.


Moderat es un proyecto formado por el músico electrónico alemán Apparat (Sascha Ring) y los Modeselektor, dúo de techno alemán también. En el 2009 hicieron uno de los discos de maquinitas más chulos del año, con temazos como este Uñas Herrumbrosas (bonito título) que está incluido en el cd recopilatorio de los mejor del año del Rock de Luxe; y si lo dicen ellos(jur jur jur).

jueves, 4 de febrero de 2010

Han cantado Bingo

Fever Ray: Seven


Me he hecho fan en el CaraLibro del grupo de admiradores de Tamara Falcó Preysler. Tamara me encanta, es muy ídola y muy total; con ese ojo mucho más grande que el otro y con ese pavo tan maravilloso. En todas las revistas dicen que es la heredera del estilo de su madre y bla, bla, bla. Lo que no se dan cuenta es que a ella no le ha hecho falta heredar nada, principalmente porque su madre, según mi criterio, ni tiene estilo, ni es elegante, ni nada que se le parezca. Su madre es una especie de muñeca rara a la que le cuelgan vestidos, nada más. Tamara sin embargo, a parte de ser guapérrima de nacimiento, ha nacido pija y no le va a hacer falta trepar nada de nada, además tiene ese punto absurdo y raruzo que debe de tener la gente elegante de verdad. No os perdáis su grupo en FB porque no tiene desperdicio. Ay, el Hola!, cuanta cultura y felicidad me ha proporcionado a lo largo de los años. Muchos pusilánimes piensan que leer este tipo de cosas es de cutres y de marujas, pobres, ni se enteran de nada ni probablemente hayan cogido un libro en su vida. Leer el Hola! Produce felicidad; si no lo entiendes, tampoco me voy a parar a explicartelo.

Esta mañana han llamado al estudio, he contestado y me ha salido una chica que llamaba de la empresa X y que ha dicho llamarse Jessica. Pobre. Muchos padres que tuvieron a sus hijos cuando se llevaba ponerles estos nombres tan tremendos no se dieron cuenta de la faena que les estaban haciendo. Tú llamas a cualquier lado y dices que te llamas Jessica y ya lo tienes todo perdido.

¿Alguien tuvo la suerte-desgracia de ver el nuevo programa de Rafa Méndez en Cuatro? Es de lo más fuerte, cutre y vergonzante que he visto en mi vida. Esta cadena, que últimamente se está cubriendo de gloria sin parar, ha apostado por este hombre extraño e histriónico que no tiene nada claros los límites del ridículo. El espacio del lunes iba sobre sexo prohibido, ejem, y había que ver a este señor sentado en la cama al lado de un tío al que una señora gorda estaba aplastando la cara con un culo de proporciones bíblicas (en una práctica que, por lo visto, se llama culosex ¿?) preguntándole si le gustaba, que qué tal iba, que por qué hacía aquello, etc, mientras miraba a la cámara y repetía sin parar "que fuerte, que fuerte". En fin, inenarrable, ahí os dejo un youtube para que juzguéis por vosotros mismos.

El sábado pasado estuve en el bingo. No había estado nunca y la verdad es que me picaba mucho la curiosidad. Después de una cena estupenda en casa de Manu, que es amor y que nos trató super bien, con regalito incluido para cada invitado al finalizar el tema, que poca gente, por no decir nadie, tiene esos detalles tan bonitos, nos dirigimos al bingo de Puerta Real, que ninguno de los allí presentes, excepto el anfitrión, habíamos estado nunca y queríamos probar a ver que era aquello.
Lo que más me chocó del bingo es la rapidez con la que todo sucede, lo que se parece a lo que había pensado que era y la gente tan variopinta que hay allí. A mí el ambiente me recordó a los ferrys que cruzaban el estrecho cuando era pequeño y vivía en Ceuta. Una especie de paréntesis espacio-temporal en el que no sabes bien ni donde ni cuando estás. El caso es que, en menos de media hora, entramos, jugamos tres cartones cada uno (éramos cinco) ganamos un bingo de 164 leles que cantó Manu con su voz de barítono, una línea de 20 que le tocó a Oihana pero que cantó Manu de nuevo porque a ella no le salía la voz, recogimos el botín y nos fuimos. Esa noche, la copas fueron gratis. Que ilusión hace ganar.
Eso sí, si tenéis una personalidad minimamente adictiva, ni se os ocurra poner un pié en un bingo porque engancha, y podéis terminar como las señoras que van al mercado a las nueve de la mañana y se pasan por allí a gastarse el dinero de la comida (parece un grupo de Facebook) Esa noche había unas cuantas, nos miraban con una mezcla de odio y de pena, supongo que por reírnos, por ganar y por irnos tan rápido; yo creo que todo el rato estábamos recordándoles, con nuestra presencia, la tristeza de estar allí perennes. Había también una mesa con gente muy joven entre los que vi a una chica rusa con pinta de espía peligrosa. Todos los rusos tienen pinta o de mafiosos o de espías.

Si queréis probar las mejores Palmeras del mundo, no es broma, las mejores, tenéis que pasaros por Úbeda e ir a la pastelería Lope, en la Calle Real. Las descubrió Manu hace años y el fin de semana pasado tuve la inmensa suerte de comerme una (gracias Miguel Ángel, todavía no entiendo cómo me la regalaste) No me podía creer lo que me estaba comiendo, lloraba de placer y de pena porque se acababa, al mismo tiempo. Si estáis cerca o pasáis por allí, probadlas y me traéis unas cuantas. Gracias.


Si sois amiguitos míos, o de Oihana o de Álex o de Cris en el FB, ya sabréis que hemos abierto un nuevo blog, performances involuntarias. Visitadlo y animaos a enviar cosas, que no sólo nosotros no podemos parar de crear, la mayoría de vosotros está todo el día performando aunque no lo sepa, basta con abrir bien los ojos y mirar. Cómo hace la loca de la Karin Dreijer Andersson, mitad de The Knife (que en breve sacan nuevo disco) y creadora de Fever Ray, con uno de los discos más interesantes y cautivadores del año pasado. Seven es uno de los temas de este disco, y como ella no puede hacer un vídeo normalico, pues ha puesto a esta señora, a la que no le haría falta maquillaje para participar en El Planeta de los Simios, de espantaja, haciendo playback entre borreguitos y gallinicas. Ella es así.