miércoles, 16 de diciembre de 2009

Amor y Mugre

Hot Chip: One Life Stand


A partir de ahora, y gracias a ese performer involutario que es Massimo Tartaglia, romperle la cara a alguien con un souvenir pasa a llamarse hacer un Berlusconi. Todo el mundo que mal, que mal, violencia no, violencia no. Pues yo digo: violencia, según y para qué, sí. Vamos a ver, ¿es que a alguien le ha dado pena que le partieran la boca al operator del Berlusconi? Se lo tenía más que merecido. A veces el ser humano tiene que tomar la justicia por su mano, coger una reproducción del Duomo de Milán y partírsela al presidente corrupto de turno en la boca. Aquí en España yo sugiero que usemos una figurita de la Giralda o de la Sagrada Familia. Yo, a Laporta le arrearía un mamporrazo con una mini Sagrada familia y luego me lo llevaba a casa (utilizando el famoso método del martillazo ideado por José).... Me cae fatal, fatal, pero más morbo imposible lo de este hombre.

Viendo esta noticia me acordé mucho de cuando a José Luís Moreno le hicieron lo propio en su casa unos rumanos locos que le dejaron que parecía del casting de REC. En su momento eso sí que me dio mucha pena y mucho miedito, pero, ¿a quién en su sano juicio se le ocurre forcejear con unos ladrones que entran en tu casa a robar? Será porque tiene poco dinero, que un día vi un reportaje de su casa en el Hola! (en esa maravillosa sección de casas de ricos que es para que te corten y no sangrar) y me quedé muerto al ver el casoplón del señor este, con su bosque privado y todo. Pero bueno, a los ricos les gusta aferrarse a sus billetes, tanto como para dejar que te dejen hecho un zombie de andar por casa.

El fin de semana pasado, en el tren, compartí el viaje con una familia de siniestros. Eran madre, hijo e hija, los tres góticos. La madre iba un poco más light, me sorprendió sobre todo unas uñas muy largas pintadas de un negro brillantísimo que me dejaron hipnotizado, pero la niña, y sobre todo el niño, eran siniestros del todo; al más puro estilo Hijas de Zapatero (esas nuevas ídolas de la era Facebook). El chaval llevaba una sudadera horrorosa con un esqueleto alado, muy demoniaco y muy tremendo, collar de perro, uñas también pintadas, gorrico de lana negro, peinado pseudoemo y zapatazos de esos rarunos que lleva este tipo de gente, a medio camino entre una bota militar y una plataforma de drag. Me hizo mucha gracia como los miraba el resto de pasajeros y lo tranquilos e integrados que estaban ellos en su universo oscuro y románticamente desfasado. Está claro que la normalidad no existe y que cosas como estas lo demuestran. Me los imaginé a los tres comiendo con música de Tokio Hotel (con ese cantante tan grimoso que es una copia cutre y loca del coño de la, ya de por si, locaza de Björk), o sentados en el sofá viendo vídeos de The Cure o de lo que vean los siniestros. Me cayeron super bien, además de que la niña tenía un futuro de modelo total si algún cazatalentos la pilla y sabe mirar entre la laca y la sombra de ojos en exceso. Adoro a la gente que se pasa la vida performando sin saberlo.

En otro viaje (ya no me acuerdo cuando) se sentó delante de mí una pareja de jipis italianos. Él llevaba unas rastas kilométricas y ella era un poema en sí misma; calculé que no se había lavado su teñida cabellera pelirroja en unas tres semanas. Se les veía muy enamorados, la verdad, y ella, en un arranque de pasión contenida, le atusaba las rastas con amor, llegando incluso a metérselas en la boca y chuparlas. Tuve que hacer de tripas corazón para no cambiarme de sitio. Amor y mugre.

Y es que el tren es toda una fuente inagotable de anecdotillas y sucesos impactantes. Me encanta viajar en tren, tiene algo de antiguo y de super moderno a la vez (más si coges el AVE, evidentemente) y está claro que la gente que merece la pena, los que molan de verdad, lo utilizan para desplazarse. No soporto cuando alguien me dice que prefiere el autobús porque es más barato. Que cutres son algunos con el dinero, hay cosas que hay que pagar y si no lo entiendes peor para ti. Además, ¿más caro de qué? ¿por dos o tres euros? Seguro que es la misma gente que dice que no va al cine porque sale mucho más baratico ver una película en casa, que horreur. Gente-pereza.

Se acerca la Navidad y esta vez de verdad. Yo por mucho que veo árboles iluminados por las calles, lucecitas y escaparates adornados a tal efecto, no consigo sentir el espíritu navideño. Cada año es peor y me doy menos cuenta, me da pena, qué queréis que os diga. Este año hay un niño en casa, eso seguro que me devuelve un poco el spirit, aunque también se que, en cuanto esté en Granada, con toda la gente de vuelta, todo el día tirado por las frías calles comprando, bebiendo y zascandileando, me va a volver de repente. Lo cierto que estas fechas se han convertido en casi mis preferidas en Granada, por eso que os digo de los come backs y de la fiesta continua, que porras, ¡si que tengo espíritu navideño!

Por lo visto Gonzalo Miró está saliendo con Amaia Montero. La noticia en sí me da igual, porque él me aburre sobremanera y ella es lo peor de lo peor, cualquiera con dos dedos de frente lo sabe. Pero el caso es que no puedo entender como alguien puede trincarse a esta mujer (o lo que quiera que sea) ¿Y si le da por cantar o por amadrinar otro bautizo civil en pleno acto? Acostarse con Amaia Montero es una parafilia. Punto.

Grandes y buenas noticias musicales: Hot Chip sacan disco a principios del 2010, ya lo dije en el anterior post, y se va a titular One Life Stand, mismiticamente como este temazo que hoy os pincho aquí. El vídeo no es que sea gran cosa, pero la canción me encanta y promete, junto al otro single que han sacado, Take It In, un discazo tremendo. Me cae super simpático Alexis Taylor, el cantante, tan chiquitillo y tan gafa-pasta, con esa voz tan particular y con esa forma de hacer canciones en las que cabe de todo. Rebuscando en internet, he visto que van a hacer una gira junto a The XX, que no pasará por España para variar. Si pudiese ir a ese concierto, prometería que voy a ser bueno durante todo el año que viene, jo.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Desconocidos

Ke$ha: Tik Tok


El portero del edificio donde trabajo es un ser extraño de edad indefinida que, a parte de estar siempre en el portal sin casi moverse del sitio, tiene como aficiones la caza y la construcción de jaulas para meter dentro los pollo-perdices (sic) que coge en el campo. Prácticamente no abre la boca, da un poco de miedito y, cuando se decide a hablar, dice cosas cómo lo que me comunicó el lunes. Entro en el portal a las 9 de la mañana, doy los buenos días y me dispongo a esperar el ascensor cuando, de repente, y para sorpresa mía, me pregunta qué que tal el fin de semana. Bien, le contesto, muy extrañado de que me diga algo. Pues yo, sigue él, he estado cazando, todo el domingo en el monte, desde la madrugada hasta la puesta de sol, y ¿sabes qué es lo único que me tomo en todo el día? Una botella de batido Puleva de chocolate con cereales, con eso se puede estar todo el día sin pasar hambre, un día lo pruebas y me dices que tal. Hay otros mundos, pero todos están dentro de éste.

Hace unos días, sentados en la oscuridad de la sala de un cine, esperando a que empezase El Secreto de sus Ojos (paro aquí para deciros que aquel que no haya ido a verla, ya está tardando; peliculón, actorazos, historias de amor extremas, como deben de ser en el cine, en fin, no os arrepentiréis) Valle me comentó que había estado haciendo una retrospectiva de este mi blog, para pillar imágenes para una historia suya. De paso que miraba los clips, había estado leyendo las cosas que yo había escrito durante casi un año. Le había encantado tener esa visión de mí durante ese tiempo, escrita y expuesta en forma de diario digital. Me gustó mucho, nunca me ha dado por hacer algo así, la verdad; y ella dice las cosas de esa forma taaan bonita...

Unos días más tarde, mi Oihana me mandó un sms precioso en el que me decía que había estado leyendo una entrada antigua, también de este blog, del día de su cumpleaños. Fue emocionante saber que ella se había sentido así al leer algo escrito por mí. Ay, Oihana... no te digo ná y te lo digo tó.

Un poco más tarde, exactamente, el fin de semana pasado, hablando con Marcos, dueño y señor del Infrarrojo, me comentó que seguía leyendo esto y que se lo había recomendado a una amiga, ¡que ilusión! Mientras que me lo estaba diciendo, entró la susodicha en el bar y me la presentó. Soy un poco tontico para estas cosas, pero me emociona mucho encontrarme con una desconocida que lee mis demoñeces. Le dije algo que siento cuando hago esto: yo se que es público, que cualquiera puede leer lo que escribo, que nunca sabes hasta donde puede llegar, pero en el fondo nunca terminas de ser consciente del tema.

Este blog lo escribo en principio para mí, porque me lo paso teta haciéndolo, y después para los amigos que se que lo leen y que me comentan, por eso, ser consciente de que hay más gente que se molesta en leerlo, y que incluso hasta le gusta, es algo que me hace muy feliz. Me encantaría que más gente comentase, más que nada, porque esto no está completo hasta que me vuelve de esa forma y, la verdad, para mí es super bonito. Gracias a todos los que perdéis unos minutos aquí.

Y ha llegado la cita mensual de la lista de temazos del cd de Oihana y compañía, aquí tenéis:

01.- Rufus Wainwright: Oh what a world
02.- Vampire Weekend: Horchata
03.- Stereo Total: Amor a tres
04.- Phantogram: Mouth full of diamonds
05.- Franco Battiato: Inneres Auge
06.- The Veronicas: Untouched
07.- Heartsrevolution: Ultraviolonce
08.- Phantogram: Running from the cops
09.- Lady Gaga: Bad Romance
10.- Ke$ha: Tiktok
11.- Pet Shop Boys: Viva la vida/Domino dancing
12.- Mika: Rain
13.- Stereo Total: No controles
14.- Heartsrevolution: C.Y.O.A.
15.- Hot Chip: One life Stand
16.- Basement Jaxx feat. Yoko Ono: Day of Sunflowers (we march on)
17.- Hot Chip: Take it in
18.- Dorian: La tormenta de arena


Nota: como habéis podido comprobar, en la lista hay dos canciones del nuevo disco que Hot Chip sacarán en 2010. Son la bomba, adoro a este grupo y todo indica que este nuevo trabajo va a ser lo más!!


Bueno, la cancioncilla de hoy ya veis que es una mamarrachada propia de la merdellona que la canta, la tal Ke$ha. El signo del dólar en vez de la S no es una errata, es que ella es tan cutrérrima que escribe asín su nombre; porque ella lo vale. Ni se quien es ni me importa, y mucho menos voy a perder un segundo en buscar información sobre ella en internet. Me quedo con la canción, muy total y bailonga, perfecta para una coreo de Fama, si es que no la han hecho ya (ya me lo dices, Miguel Ángel, que tú tienes master en esto, jijijijiji)