jueves, 29 de octubre de 2009

Desfase en general



The Bloody Beetroots feat. Steve Aoki: Warp 1.9

Estamos a final de mes, este finde es el puente de Todos los Santos, Halloween para los traidores que abrazan las costumbres bárbaras y que seguro que en Navidad les trae los regalos ese absurdo personajillo que es Papá Noel. Es por ello que os dejo aquí la lista de las canciones de Octubre, ya sabeís, los temas con los que hago el disco mensual para mis queridos suscriptores.

01. The XX: Intro
02. Air: Do the joy
03. Cinnamon Chasers: Luv deluxe
04. Marina & the Diamonds: Obsessions
05. Boat Club: Memories
06. Yacht: I’m in love with a ripper
07. Cinnamon Chasers: Jetstreams
08. Julian Casablancas: 11th dimension
09. The Bloody Beetroots feat Cool Kids: Awesome
10. Ian Brown: Marathon Man
11. Make the girl dance: Baby, baby, baby
12. The Bloody Beetroots feat. Steve Aoki: Warp 1.9
13. Extraperlo: Bañadores (Pegassus remix)
14. The Legends: Lucky Star
15. Joe Crepúsculo: Ritmo mágico
16. The XX: Islands
17. Cinnamon Chasers: Sentimental
18. Fryars: The box
19. Massive Attack: Sliptting the atom
20. The XX: Basic Space

Oihana, dale al print que te llevo el disco mañana mismo!

Los que me tengáis agregado en el Cara Libro, ya conoceréis este vídeo y este temazo, tan propio para un viernes y para un desfase en general. No podía dejar de pincharlo aquí, porque me tiene obnuvilado del todo.

The Bloody Beetroots (las remolachas malditas, ole ahí) son dos señores italianos, con máscaras a lo Daft Punk, que acaban de sacar un disco titulado Romborama, con el método que utilizan muchos productores de música electrónica de hacer colaboraciones con el ciento y la madre. En este tema en particular tiran del japonoide-americano de Steve Aoki, que, para quien no lo sepa, es una especie de totem en el mundo de las maquinitas musicales. Fundó el sello Dim Mak, del que han salido gente como Klaxons, y ha remezclado a todo el mundo.

Actitud Punky para esta mezcla entre Aphex Twin y lo más macarra de la ruta del Bacalao, cómo me dijo cierta persona el otro día en el FB.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Drama

The XX: Basic Space



Este fin de semana pasado he estado en casa de mis padres en Málaga, bueno, Arroyo de la Miel, pero me da mucha rabia escribir este absurdo nombre de pueblo y Málaga queda más elegante. En fin, eso, que estuve allí de familiar meeting, celebrando cumpleaños (en mi familia somos muy de celebrarlo todo y por todo lo alto, somos pesadísimos) y haciéndole monerías a Carlos, que para el que todavía no lo sepa es mi sobrino y la persona pequeña más guapa del mundo. Es objetividad pura, no me mueve el amor ni nada de eso.

Entre otras actividades, el sábado me cogí a mi madre, a mi sister y a Sonsoles y me fui a descambiar un par de camisas del H&M que me habían regalado y a comprarme equipitos al Decathlon, ese Ikea del deporte donde entras a por una camiseta y sales preparado hasta para hacer treeking. Y vosotros diréis: pues muy bien. Pues sí, pero lo digo primero porque tengo boca y segundo porque quiero lanzar una pregunta desde esta humilde tribuna. A ver, ¿por qué Granada, a la que quiero, adoro y hecho de menos, carece de esas tres tiendas, imprescindibles hoy por hoy, que son H&M, Decathlon e Ikea? Nadie lo entiende pero nadie hace nada, es un auténtico drama ¿Es que no hay ningún empresario que vea el potencial de esta ciudad llena de estudiantes, gente joven y devotos de la Virgen del Puño, deseosos de comprar barato? Además, estas tres cadenas han hecho realidad lo que muchos pensábamos desde hace tiempo: lo barato no tiene porque ser ni malo ni, sobre todo, feo.

Seguro que hay muchos pavilacios y pusilámines que prefieren que no estén en Granada estos centros de ocio y compras festivas. Pobres diablos, me apuesto lo que queráis a que son los primeros que cogen su coche o su furgoneta para irse hasta Málaga y llenarla de muebles y demás. El mundo está lleno de personajillos entregados a la misma vorágine que el resto pero que piensan que, con criticar a este tipo de cadenas y decir que son las culpables de los males del planeta, piensan que son mejores que los demás. Ellos están tranquilos así.

Otra cosa que le falta a Granada, ya puestos a pedir ¿Para cuando un local que haga una fiesta semanal temática un poco distinta? Cuando digo temática no me refiero a disfraces, ni a música de los 80 ni a ninguna cutrez de estas. Yo creo que hay una escena suficiente como para que una idea así tenga éxito. Propongo los jueves y algún sitio como el Infrarrojo, yo pincho, me ofrezco sinceramente. Están pasando muchísimas cosas muy interesantes en música desde hace ya bastante tiempo y Granada parece no darse cuenta.



A ver, una cosita, existen grupos de música y luego están los fenómenos como The XX, que pertenecen a una categoría superior. Y punto. Si no os lo creéis, pillad su disco homónimo del mismo nombre, de este año, y escuchadlo. Si después de haberlo oído de cabo a rabo no opináis lo mismo, pues lo siento por vosotros pero no tenéis ni puñetera idea. Pero bueno, estoy tranquilo, sé que mis lectores son gente con gusto exquisito, no me cabe la menor duda.
Un disco que empieza con un tema como el “Intro”, ya te deja muerto perdido, pero si las canciones van avanzando y todas, repito, todas, son preciosas y te gustan a cada cual más, pues mira, para mear y no echar gota. Desde que escuché a los XX por primera vez y me bajé su disco, no he podido parar, me tienen absolutamente fascinado.

Se lo dedico a quien me los enseñó.

jueves, 22 de octubre de 2009

Con lo que mola la ropa...



Make The Girl Dance: baby, baby, baby


Estoy harto de correr de un sitio a otro, la verdad, quiero quedarme quieto, quiero no echar de menos nada, porque sé que a nadie es imposible.

"Hay una alegría en el frío, en el invierno de Nueva York, alegría de gorros, abrigotes y botas de borreguillo australiano, eso por fuera; por dentro, una especie de determinación de los imbatibles neoyorkinos a no dejarse abatir por nada, ni tan siquiera por esos veinte grados bajo cero que hay dentro de esta imagen. Es una alegría, como podeis ver, contagiosa"

Esto es el pie de foto de una imagen de Elvira Lindo en Nueva York que encontré cotillenado en su Cara Libro (podeís entrar, es público). En ella se ve a la escritora abrigada hasta las cejas paseando por las calles de Nueva York. Como siempre, recurro a lo que ha escrito otro para explicar mejor lo que me producen ciertas cosas, además de la pequeña satisfacción que supone que alguien a quien admiras piense como tú; es como llevar la razón un poquito; con lo que me gusta a mí eso.

Es evidente que yo no estoy en New York, aunque me encantaría, pero el invierno en Granada también es maravilloso, hace un frío que pela y, con suerte, hasta nieva. Acaba de llegar y lo celebro, porque además, está empezando y ya se sabe lo que pasa con los principios.

A mí, el invierno, el frío, me produce felicidad, mucha más que el verano. El invierno me hace sentir más vivo, me permite meterme debajo de un edredón y acurrucarme, con suerte, al lado de alguien. Además, cómo decían L Kan, con lo que mola la ropa, ¡para que llevar tan poca!! Los abrigos y las chaquetas son mi prenda favorita ¡a lucirlos toca!

Y como lo que me va de verdad es la contradicción (la coherencia permanente me produce un hastío total) hoy, un vídeo de chicas en pelota picada por las calles de París, con el que podéis perfeccionar vuestro francés, si es que sabéis algo.

Make the Girl Dance se llaman así por algo que dijo en su día el cantante de Franz Ferdinand, una cosa sobre que como ellos hacían música sólo para que las chicas bailasen, o alguna memez por el estilo. Son dos productores o Djs franceses o la madre que los trajo, no lo sé ni me importa. El caso es que han hecho este temazo destinado al bailoteo y por ahí fuera se están haciendo famosos y todo. A mí el tema me recuerda a una canción impresionante de Riot in Belgium, La Musique, que es de lo más potente, en cuanto a música puramente bailable, que he escuchado nunca.


Psdt: hoy viernes es el cumple de mi hermano Diego, Felicidades!!!!

martes, 20 de octubre de 2009

El Arte

Ian Brown: stellify

Ante todo, gracias a todos los que celebrasteis mi cumpleaños a lo largo del fin de semana, lo supieseis o no, me felicitaseis o no, os viese o no. Lista (espero no olvidar a nadie): Cris, Oihana, Álex, Raquel, Cármel, Guada, Valle, Morad, Mer, Antonio, Paco, David, Paloma, Inma, Sole, Manu, Miguel Ángel, Diego, Bea, Carlitos (mi sobri y persona-pequeña más guapa del mundo), Marcos, Rafa, Marcos Campos, Natalia, Nata, Sonsoles, Carmela, Sara, Oscar, Papá y Mamá of course, Marcos (Infra), Bea (Málaga), Carlos, Elena, Ángel, Juande, Ana, Joost, Carmen y Aitor. Gracias por los regalos y por comprender.

En el viaje de vuelta a Almería me leí de cabo a rabo el libro que Paco me había regalado el sábado: El Arte, conversaciones imaginarias con mi madre, un Comic (aunque no exactamente) de Juanjo Sáez, precioso, delicado y que me emocionó mucho.
Si hay una cosa en la vida que me encanta de verdad (bueno, sí, hay muchas, ya) es la gente que de verdad hace lo que quiere. No me refiero a esos absurdos sincericidas que van pisando y trepando para conseguir sus casi siempre ridículos objetivos, nada más lejos, hablo de las personas distintas de verdad que entienden la vida de una manera muy personal y se esfuerzan y luchan por vivirla así, sin miedo. Que difícil, ¿no? Pues de eso va el libro de Juanjo Sáez, de cómo el vivir sin miedo y aspirando a la máxima libertad posible nos puede hacer ver y sentir las cosas de una manera especial y distinta. O lo que es lo mismo, o si no muy parecido, del arte, de los artistas que han cambiado el mundo de una u otra forma, de porqué le gustan, de cómo mucha gente se esfuerza por entender en vez de sentir, logrando al final no disfrutar nada. Un libro que debería ser obligatorio en el colegio y en muchas facultades de Bellas Artes, porque desmitifica el tema, habla claro y llama a las cosas por su nombre. Pero sobre todo, porque está escrito y dibujado por alguien que ama el arte y que la concibe como la magia y el misterio que vive dentro de todos nosotros.

Hay un capítulo dedicado al arte de Acción o Happening en el que habla de la Navidad y de la Noche de Reyes como la acción artística más grande que conoce. En ella, todo o casi todo el mundo se pone de acuerdo para que los niños vivan esa especie de alucinación colectiva en la que hasta los medios informativos contribuyen, una obra de arte capaz de crear un ambiente y transformar el estado de conciencia infantil, en sus propias palabras. Tiene mucha gracia, como el resto del libro.
Al principio de este capítulo, titulado, la gran acción, se puede leer lo siguiente: “Mucha gente odia la Navidad porque ha renunciado a la fantasía y a la creatividad.” Me encanta!!!! Totalmente de acuerdo, llevo mucho tiempo pensando lo mismo y no encontrando las palabras justas. A no ser que te pase como a la novia del prota de los Gremlins (traducción: malos rollos familiares), no hay excusa.

Me provoca una felicidad bastante importante dar con gente como Juanjo Sáez o como Elvira Lindo, de la que me he hecho fan en Facebook ayer mismo (viva el Cara libro que te permite acercarte a la vida de gente que admiras). Autores que no se toman demasiado en serio todo el tinglado, que se nota que disfrutan con la vida y con los pequeños detalles que nos ofrece. Gente rara que valora la alegría, la belleza y el sentido del humor, personas que te hacen sentir un poco menos sólo en el mundo y un poco más comprendido.



Me encanta Ian Brown por tres razones: la primera es que era el jefe de los Stone Roses, que es un grupo maravilloso de hace unos años que hizo uno de los discos más bonitos y que más he escuchado en mi vida, que me hizo darme cuenta, ayudado de otros, que la música era otra cosa; si no los conocéis, mal, muy mal. Segundo, no para de hacer discos chulérrimos en solitario, renovándose pero sin perder su esencia. Y tercero, por que es de esas personas que físicamente están dibujadas, son en realidad personajes de comic; me chifla la gente así.

Acaba de sacar su nuevo disco, My Way, con este tema como primer single, además de otros temazos como Marathon Man, con un toque elctrónico de lo más estimulante.

jueves, 15 de octubre de 2009

35

Sutil Class: quieres más

El sábado cumplo 35 años, como dice Jose, ya tengo la edad del padre de Mafalda, lo que, para todo aquél que leyese sus comics de pequeño, tendrá mucho sentido.

Tampoco se me ocurre ninguna parrafada para cometarlo, sólo quería que quedase constancia, porque cumplir años siempre es importante. Hoy he leído en un blog que los cumpleaños siempre deben de celebrarse, porque podríamos estar muertos o, lo que es peor, no haber nacido.

No sé lo que vendrá a partir de ahora, pero sé que lo voy a celebrar, y mucho!!

Da gusto ver como la gente que te rodea y te cae especialmente bien saca adelante proyectos como éste. Ellos Son Mercedes y Antonio (Beeton), Sutil Class, que, con este precioso clip nos presentan su nuevo trabajo, en el que se nota una evolución hacia caminos muy interesantes y prometedores. Me gustan mucho las letras de Mer y la alegre sencillez que transmiten. Me encanta el gusto que han demostrado tanto ellos como el director del vídeo (Fidel Martinez) al escoger las localizaciones, tan Granada y tan coloristas, y me encanta que salga Oihana de extra! Queda demostrado que con pocos medios, pero con mucha ilusión y buenas ideas, se pueden hacer cosas tan bonitas como este Quieres Más.

Mañana Viernes, concierto en Sugarpop a partir de las 10. Hay que ir.

lunes, 12 de octubre de 2009

La revolución

Cinnamon Chasers: luv deluxe

Hoy, paseando por el mercado medieval (medieval de las películas) me he comprado un cubo rubik. No era para hacerlo ni para jugar, nunca supe ni nunca sabré, además, me importa tó. Mi hermana si que sabía hacerlo, ella siempre ha sido muy lista y muy paciente para este tipo de cosas. Siempre la admiré por eso. El caso es que era para la estantería negra de la entrada. Al llegar lo he colocado, hecho, con todos los colores ordenaditos y juntitos en sus correspondientes caras. Me he quedado mirándolo, algo no encajaba, lo he deshecho, mucho, muchas vueltas, muy desordenado, y lo he vuelto a colocar. Así queda mucho mejor, queda precioso.

Luego, en el viaje de vuelta a mi exilio almeriense he escuchado una canción en el ipod que decía que hoy, estando como están las cosas, la única revolución posible es la del amor. Es verdad.

Cinnamon Chasers es un grupo que me ha pasado Paco. En principio no es ninguna novedad, tenemos la buena costumbre de compartir descubrimientos. Lo novedoso del tema es que es un disco muuuuy electrónico de pe a pa ¿Te estás pasando al bando de las maquinitas, Paco? Claro, como Julian ya ha dado el paso. Sea como fuere, A Million Miles From Home, es un disco precioso, evocador, elegante y emocionante, un disco que se escucha de principio a fin con muchísimo gusto y alegría, lo que, en la era del itunes, es ya toda una virtud. ´

La canción es muy chula, el vídeo también, mucho, aunque a mí me gusta más esta otra, pero por ahora no tiene clip, ya lo pondré en su momento.

Paisajes oníricos, momentos espaciales, los ochenta en su estado más delicado. CC están aquí para quedarse.