miércoles, 14 de enero de 2009

Defectos



Fever Ray: If I Had a Heart

Me encanta que me regalen libros, de hecho, me gusta más leer cosas que me pasan que las que yo me compro. También es que tengo amigos muy simpáticos y con mucho criterio en estas cuestiones que además están empeñados en que me culturice y sea cada vez un poco menos ignorante.

Ayer terminé el regalo de cumpleaños-reyes de Paco, una novela gráfica de Adrian Tomine llamada Shortcomings, que ha sido el primero de estos libros que me leo. Ma ha encantado y sorprendido, no imaginaba que el comic de este tipo fuera así, con tanta potencia y tan divertido. La combinación de unos preciosos dibujos y unos diálogos e historia que enganchan desde el principio resulta de lo más sugestivo. Por las páginas y viñetas de Shortcommings desfilan asiático-americanos con problemas raciales, lesbianas ligonas sin complejos, chicas bisexuales de mente abierta, California y Nueva York, y sobre todo, mucha coña y retranca sobre los que ahora estamos en la treintena y nuestras problemáticas. Una de mis partes favoritas es la historia del prota con la empleada del cine y artista de performance que, entre otras demoñeces, está creando una obra que se basa en fotografiar durante todo un año la primera meada que hace cada día; ya os digo, mucha coña. O esa frase que le dice el ligue bisexual de Ben, el protagonista, cuando le deja: "podría ser brutalmente honesta sobre por qué te dejo, pero me contendré porque no sé si te recuperarías algún día." Glups...

Además, llevo un tiempecillo leyendo El Corazón de Ulises, de Javier Reverte, que me regaló José antes de navidad, por nada en especial, bueno, sí, porque es amor. El libro relata en primera persona un viaje del escritor siguiendo la ruta de Ulises tal y como aparece en la Odisea, y es una maravilloso. Leyéndolo quieres estar todo el rato allí, navegando en los ferrys que le llevan de una isla a otra, durmiendo en los hotelitos de las pequeñas islas que visita, en las ruinas de todas las ciudades míticas, perdido por ese mundo medio real y medio mágico que describe.

En la mesilla de noche me esperan Vagabundo en África, del mismo escritor y también regalo de José (¿véis como es amor?), Paraíso Inhabitado de la gran Ana María Matute, regalo de reyes de mi hermano Marcos y un diccionario literario-artístico de mitología universal, de los reyes también pero de parte de mi madre.

Gracias a todos, estáis haciendo una buena obra conmigo, desde aquí os animo a seguir regalándome libritos, porque, cada vez que abro uno y lo leo, me acuerdo sin falta de quien me lo regaló y asocio cada una de esas historias a una persona, con lo rebonitísimo que es eso.

Notición, al menos para mí, la mitad mujer de The Knife, Karin Dreijer Andersson, saca disco con un nuevo proyecto llamado Fever Ray, cuyo primer album saldrá en marzo de este año. Ahí os dejo el clip del primer single, que es un temita durete, pero que me encanta, como todo lo que hacen los suecos estos; una vez más y a riesgo de ser pesado: Viva Suecia!!. Lo cierto es que el vídeo no ayuda mucho, más bien da un miedo y un mal rollo que no veas, pero así son ellos, como dirían en el Rock de Luxe, sin hacer concesiones. El que quiera algo fácil que ponga cadena 100.

2 comentarios:

p dijo...

me alegro mucho!

angelpop dijo...

Hola, mándame tu dirección, quiero contribuir a tu crecimiento intelectual. Tengo un par de libros muy interesantes. Beso.