martes, 20 de enero de 2009

Catetos trash



Frankmusic: 3 little words

Tiene razón José que a veces parezco Peter Griffin cuando hizo el maravilloso espacio en las noticias de Quahog "lo que de verdad me saca de mis casillas", sobre todo con entradas como las dos últimas, en las que ha quedado claro que me indigno con facilidad. Es por ello que hoy voy a hablar de cosas un poco más frivolonas; que por otra parte, nos gustan más.

Últimamente veo poquillo la tele, no porque no me guste, que lo digo y lo diré siempre, la tele me encanta. La culpa es de internet, de mi condición de pluriempleado y de que cada vez está el tema catódico más aburrido; es asín. Pero el lunes por la noche vi algo que me dejó bastante muerto. Se trata de Granjero Busca Esposa, uno de los programas más bizarros, inexplicables, de vergüenza ajena y fascinantemente casposos que me he echado a la cara en mucho tiempo. Básicamente el título es la propia sinopsis del tema: cinco garrulillos de diversos puntos de España han de escoger una mujer entre un selecto, ejem, ramillete de féminas que han escrito al pograma para conocer a los cateticos en cuestión. Cada uno tiene su harén y, en el último pograma, cada zagal se quedó con dos zagalas para llevárselas a pasar diez días a sus respectivas granjas. Lo presenta una chica que se llama Luján ¿? y que se parece a la mitad mujer del Barón Ashler de Mazinger Z.

Los castrojos son del tipo de tío que lleva sin arrimarse a una mujer menos de 100 metros una eternidad, se nota que no tienen ni idea de como tratarlas, las situaciones cada vez son más vergonzantes, los comentarios son de me cortan y no sangro, el tema es muy, muy gore. Mientras no paraba de alucinar con semejante despliegue de cutrez, no entendía absolutamente nada. No entiendo cómo puede existir algo así de demoño, cómo alguien puede escribir a un pograma como este, tanto ellos como ellas, cómo se le ocurrió un buen día a alguien esta brillante idea, como hubo directivos de Cuatro que dieron su visto bueno al descabellado proyecto y pusieron el dinero; en definitiva, mi no comprendo.

Y todo esta celebración de la igualdad de sexos y de la liberación de la mujer nos la sirve en bandeja la cadena más moderna y progresista del país. La cadena que nos enseña a ser ecológicos, a ahorrar para llegar a fin de mes, a educar a nuestros perros, a nuestros niños y a nuestros adolescentes, a comer sano y a sentirnos bien poniéndonos ropitas monas aunque seamos gordas y feas. No sigo que me sale otra vez la vena Peter Griffin, pero vamos, que se les ve el plumero con una facilidad pasmosa. Si fuese ellos disimularía algo, no se, algún programa pseudocultural o algo, y no, eso no es un concurso de preguntas con Marta Sánchez de jueza.

Y porque me da la gana y sin tener absolutamente nada que ver dejo una pregunta para la reflexión: ¿Para cuando un político en España como Barack Hussein Obama? Que discurso, que cosa, oye, desde ahora lo digo, soy pro-obama total.

Ese pianillo luminoso tocado con los pinreles, a lo Big, Big, Big, me ha decidido a poner esta cancioncilla del tal Frankmusic, un muchacho inglés en plan delgaurri modernete que está empezando a sonar bastante por aquellos lares; más mono que el del otro día, eso sí. Éste también le va a gustar a quien yo me se. Y ya es jueves, el cuerpo va pidiendo saltar un poco, ¿no?

4 comentarios:

Beatriz dijo...

la promo del granjero...es un poco pasión de gavilanes pero en alpedrete...dónde iremos a parar!

norteuropa dijo...

Un alumno de arquitectura en clases particulares de dibujo, granada, 2007: "yo cine raro no veo, a mí las pelis que me gustan son las de las gemelas olsen, esas sí que están buenas".
La verdad, están buenas. Me has abierto los ojos, Dani. ¡¡¡¡Qué cerdacas!!!!

Beatriz dijo...

si el éxito está en ponerse mariposas en los pezones, ponme dos! que mal estoy de lo mio...

M dijo...

bueno....
el video del youtube no se ve, por lo demas... no se de que va el pograma este, aqui hay uno de una entrevista que le hacen a una persona normal de la calle, que si cuenta todas las barbaridades de su vida, le dan dinero, como si se meaba en la comida de su marido y cosas de esas...
pero no entiendo nada.. es por el acento, el acento..