martes, 9 de diciembre de 2008

Merdellonerío



The Strokes: What ever happened?


Que puente más largo, ofú. Es que yo, que soy un chico muy afortunado, he tenido cuatro jour de fette, y como no puedo estar quieto en un sitio, pues me he recorrido Andalucía Oriental, que para eso tengo a toda la familia desperdigada por esos mundos de Dios. Con tanto meneo el tiempo se alarga una barbaridad, y me da la impresión de que he estado quince días de vacaciones, que no es que me queje y estuviera deseandito de volver a trabajar, no, es que se me ha hecho largo, y cuando he visto la fecha de la última actualización me ha parecido muncho tiempo; pido disculpas a mis fans que hoy ya me estaban reclamando un post.

Y luego está el temita de la confusión de los días, que con la historia de los diarios festivos y los festivos con todo abierto se hace uno la picha un lío y al final no sabes en que día estás viviendo, con el riesgo atroz de habitar en una especie de domigo perpetuo; que podía ser el argumento de una película de terror psicológico que diera mucho miedito ¿os imagináis, vivir en un domingo por la tarde continuo? brrrr, que repeluco. Para que no ocurra esto más, propongo una medida radical. Las tiendas y grandes superficies deberían de abrir siempre, todos los días, así, de paso que se crearían más puestos de trabajo, nunca sería domingo y los seres humanos seríamos más felices comprando sin parar y mirando escaparates todo el rato.

¿Os habéis fijado en la manía que le ha entrado a la gente, sobre todo en la tele, de hablar en condicional? Se ve a un tío pelando unas manzanas para hacer una tarta y dice: "ahora pelaríamos lo que serían las manzanas." Ahhhhhh, basta!! ¿Por qué se ponen de moda estos horrores lingüísticos? Encima los que los cometen, lo hacen porque creen que están hablando mejor. El mundo está lleno de merdellonerío.

El viernes y el sábado estuve en Granada, disfrutando de un día de todos los días, como dicen los catalanes, que hacía siglos que no estaba allí en una jornada laboral. Quedé con Paco, mi némesis, y nos pusimos al día de todo, filosofamos un poco, que es algo que nos encanta, y rajamos otro poco, que nos gusta aún más. El pobrecillo se había afeitado esa mañana y parecía leatherface, se había hecho la matanza de Texas en su bello rostro; hay que tener más cuidado Paco, que na más que tenemos una cara.

Luego, de noche y como viene siendo costumbre en los últimos tiempos, me fuí a tomar el fresco por ahí con Oihana, que cada vez más es como si fuésemos novios, todo el día juntitos de arriba para abajo. Hombre, no puede ser por motivos más que evidentes, pero juntos quedamos de lo más mono, nos lo dicen en los bares. Me contó unas historias más que raras con sus tetas como protagonistas (hasta aquí puedo leer) y nos metimos en el Infrarrojo, que ahora mismo es el mejor sitio de Granada para alternar y ver gente rara y demoña. Allí estaba Manu, que es amor y que siempre nos reímos mucho con él, acompañado de su amigo Carlos, que yo creo que va muy bien pa lo mío, con esa pinta de espadachín y ese acento catalán, aunque luego dice Gerona, en vez de Girona, misterios de la vida.

Me acabo de dar cuenta de que estoy aquí contando mi vida como los locos y esto empieza a desvariar, que luego digo por ahí que no cuento intimidades. Sólo decir, ya para terminar y cerrar la crónica del puente, que como véis ha dado mucho de si, que el resto me lo pasé con mi familia, comiendo y descansando, que es lo que hay que hacer cuando vas a casa de tus padres, dejarte querer y aprovechar la calma y el sosiego, el que la tenga claro; yo es que por suerte tengo mucha.

También salí el sábado con amigos de Sonsoles, que resultaron ser muy simpaticos y estupendos, con Natalia al frente, que es una fan y gran seguidora de este blog de Málaga, a la que me encantó conocer un poco más. Cuando conozco a alguien que sabe de mi por este blog, siempre me pregunto con que impresión se quedará después, porque es evidente que yo soy mucho más sosillo en la realidad. Contradiction de Calvin Klein.


Hoy toca una de estas bandas que no necesitan presentación ninguna: The Strokes (los golpes, ejem). Ellos devolvieron la esperanza al rock guitarrero, con mucha clase eso sí, que para algo son todos pijos y de New York, y para colmo, resucitaron el look pantalón pitillo, que es algo que nunca les agradeceremos bastante. Julian Casablancas, su cantante, es bastante grimosillo, pero tiene una voz absolutamente cascada que nos encanta, después de cada concierto debe de estar sin hablar tres días mínimo del esfuerzo.

Este puente no he parado de escuchar esta canción tan espectacular, presente además en la no menos espectacular Maria Antonietta, ese bellísimo videoclip de dos horas y pico sobre la vida de esa reina tan fantástica a la que se le atribulle eso de que cuando le vinieron con la murga de que su pueblo no tenía pan para comer, respondió: pues si no tienen pan, que coman bollos. Que desparrame, que loca del coño.

(Nota: este no es el clip original, pero es que es infinitamente más feo)


6 comentarios:

norteuropa dijo...

cicciolinaaaaaaa the best!!!!
Lo de desparrame, ¿lo decias por sus tetas? Pobrecica. Y qué lástima que no sea la presidenta de Italia. Creo que es la única salida honrosa para ese país. Qué tostonazo de Italia, hombre. Palomita (que por lo visto es lo que significa Cicciolina) for president!!!

Francisco dijo...

debiera dejar la sierra eléctrrrica para quitar los pelos, es malo.
al fin guitarreo, que siempre stamos con los tecladitos casio pt1, oiga!
maria antonietta me pareció un tostonazo de impresión. una peli pija, de una niña pija, con todos los grupos pijos que conoce la susodicha. lástima, con la pelis buenas que tiene, va y me saca el videoclip de dos horas. al menos sale new order y strokes, que siempre quedan bien donde los pongas.


némesis? yo?

Francisco dijo...

y en cuanto a lo de los domingos, propongo una proposición no de ley, para que habran las tiendas, haya maniobras obligatorias para todo el mundo, se subvencione el cine, o sufraguen las cañas vespertinas.
nunca más! nunca más domingos por la tarde!

Beatriz dijo...

como diríamos en vélez...qué peluserío...eso es lo que había este puente en las calles y centros comerciales, un peluserío horroroso de gentes comprando cual ordas de orcos. no me gusta que la navidad se adelante, no lo soporto!

angelpop dijo...

Oye, que digo yo que Infrarrojos tampoco es que sea de lo merjorcito, no? Si parece Six Colour...

Desde luego podrían invertir en altavoces...

Para glamour glamour el "Entretelas".. te lo recominedo

Natalia dijo...

La cosa es que salimos el domingo y no el sábado pero como buena groupie que soy de usía (no Alfonso) no te lo haré notar.
Me gustan los Strokes, una de las cosas buenas con las que me quedo de él (mi ex, alias el innombrable) es el tema musical. Algo bueno había de tener la experiencia.
En cuanto a la impresión y dado que yo sí que no cuento intimidades en un blog (es que no tengo) jajaja... pues "vendría a ser como..." bah, paro las coñas... es como cuando escuchas un single de un cd que te anima a comprarlo y luego, llegas a casa y escuchas el resto. Y te encanta haberlo comprado entero porque hay canciones que te gustan aún más e incluso porque la visión en conjunto que dan todas las canciones te parece mucho más interesante o intensa que ese único single que escuchaste.

Te debo una salida de verdad al Trifásico y tú me debes una excursión al Infrarrojo.

Yo durante el puente he escuchado esta:
http://es.youtube.com/watch?v=7-UORRmi1ZI

No pega nada con el musiqueo del blog pero es que: "I wanna do bad things with you"