jueves, 25 de diciembre de 2008

Delirio mariquita

Dragonette: I get around

¿Hay algo más navideño que los anuncios de perfumes? Ahí va mi ranking de los mejores de este año:

- Chloé eau de parfum: Anja Rubik, Clémence Poésy y la maravillosa Chloë Sevigny (¿habéis escuchado su voz alguna vez?) guapérrimas todas, meneando la melena al ritmo de Let's make love and listen Death from Above de CSS, más chic imposible, delirio mariquita.

- Gucci by Gucci: tres modelos escuálidas y pavérrimas, con Raquel Zimmerman a la cabeza y con modelazos años setenta, contoneándose y haciéndose las drogatas mientras suena Heart of glass de Blondie; hipnótico. Dirigido por Lynch, toma ya.

- One million de Paco Rabanne: poco adecuado para los tiempos que corren, macarruzo y un poco cutre, pero con un buenorro bailando muy en plan fama el Do it Again de los Chemical Brothers; resultón.

- Madame de Jean Paul Gaultier: la petarda de la Agyness Deyn customizándose un modelito del susodicho, haciendo gala y explotando su supuesta androginia; lacio pero bastante chulo.

- H&M: este no es de perfume, pero es de H&M, que siempre mola y que hace unos spots muy bonitos. Además, no hay más de los otros que me gusten y una lista con menos de cinco cosas, no es una lista, ea.

Después de una semana de trabajo de nueve días seguidos, sin fin de semana ni nada (aunque salí por Almería con Jose), tengo unas ganas de fiesta que no puedo con ellas. Para ir haciendo el cuerpo, pongo hoy este clip de Dragonette, tan festivo y tan rollo bisexxx, que estamos muy a favor y nos gusta mucho. Dragonette son cuatro modernas de Toronto, que llevan con este disco en la calle un tiempo y que supongo que, a estas alturas ya estarán un poco desfasadetes, pero esta canción mola bastante, las cosas como son.

Hoy estoy totalmente lacio, la navidad me ha atrapado y dejado encerrado en casa de mi familia en Málaga. Hacer esta entradita, que ya ves tú, me ha costado la vida, pero lo bien que sienta un día entero sin pegar un palo al agua, sobre todo cuando llevas muuucho tiempo sin disfrutarlo, es mu grande; las cosas como son.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Una Carrie cualquiera



Lily Allen: The Fear

Hoy por la tarde no he ido a trabajar, he estado en una asamblea en el Colegio de Arquitectos en la que se votaban los presupuestos para el próximo año y en la que se presentaba nuestro nuevo número de la revista ARV. A parte de que ha sido tristísimo y deprimente ver como todos se peleaban como porteras por motivo, como no, de las perras para el año 2009, estar allí ha sido como una especie de sueño-pesadilla(como feo-guapo o güeno-malo, viva la duplicidad!!).

A la entrada de la sala donde se celebraba la asamblea había dos pilas enormes de revistas, de las que todo el mundo iba cogiendo su ejemplar. Dentro, me situé detrás para poder observar bien todo el cotarro y resultó fascinante y horroroso al mismo tiempo ver a todo el mundo hojeando y leyendo lo que llevamos haciendo todos estos meses, me daba la impresión de que en cualquier momento se iban a volver hacia mí y me iban a tirar las revistas a la cara; en plan taponate-taponate!! como a una Carrie cualquiera. El anonimato tiene sus ventajas, y como casi nadie sabe quien soy, sólo se me acercaron unos cuantos a hablarme del tema. Lo que a mi me importaba, que era que se aprobasen los presupuestos para el año que viene, salió bien, con lo que nos aseguramos un par de números más de ARV, que el Jose y el menda tienen mucho dentro para dar, a parte de amor, claro.

Cuando salí del tema este, harto de tanto arquitecto junto, que da un repeluco que no veas, como estaba contento, decidí comprarme algo para celebrarlo; es lo que tiene estar educado en una sociedad consumista, que el gastar nos relaja y nos divierte a la par. Me hacía falta una mantica para el sofá, o sea, que me fuí al Casa, que tienen cosas muy chulas y muy baratas, más cuando la tienda está a punto de cerrar y todo está cuasi regalado. Buscando, buscando me encontré con una manta de pelo negro, con forro por dentro y con unas dimensiones que me venían que ni pintadas, me la quedé pa lo mío. Una vez en casa abrí el paquete y la extendí sobre el sofá, me di cuenta de lo que había hecho, ahora parece que hay un gato negro muerto en mi salón; un gato muerto muy calentito, eso sí.

¿Por qué la gente piensa que el mundo se acaba en Navidades? Estoy hasta arriba de trabajo y este finde me toca pringar enterito, luego seguro que en Enero me paso el día mirando como me crecen las uñas. Menos mal que el miércoles ya no voy al estudio y me esperan 15 días enteros de holidays ¡Viva la Navidad!

A ver, Lily Allen es una chanera, ¿vale? No hay más que verla. Pertenece a esta generación de artistas que se han hecho famosos vía myspace (que anda más bien renqueante el pobre) y que luego se les ha subido un poco a la cabeza. La demoña esta, como buena cani que es, fue hacerse famosa y empezar a soltar lindezas por la boca, ni que ella fuera gran cosa, la verdad, es una calorra de barrio con pelas que hace cancioncillas más o menos graciosas. Punto. Eso sí, esta le ha salido temaco, temaco, las cosas como son. No entiendo muy bien el momento crítica anticonsumo y antifama de la letra, porque ella es un poco eso, pero vamos, mucho menos entiendo el vestido, que peor no le podía quedar.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Mujerizador



Russian Red & Depedro: Perfect Time

Cuando era pequeño había en mi casa, y luego en el coche de mis padres, una cinta de Abba, con todos sus éxitos en español, cantados por ellos mismo, que es ahí donde residía la gracia y lo gore del asunto. A parte de lo chispi-chispi que era y que ya os podéis explicar un poco más mi circunstancia, a mí me encantaba, me sabía las canciones de memoria y las cantaba sin parar. Las traducciones de las letras eran un poema en sí mismas, y entre todas, mi favorita era "Gracias por la música", en inglés "Thank you for the music". Ahí explicaba Anetta, la rubia del grupo, que había nacido sin ninguna habilidad especial, que pasaba desapercibida y que nadie le echaba cuentas (más o menos) excepto cuando se ponía a cantar, que era cuando todo el mundo se quedaba muerto y ella lucía y se convertía en la más guay del lugar. Yo siempre pensaba lo bonito que sería eso, cantar y que todo el mundo te escuchase anonadado; estaba bastante fatal de lo mío ya de chico, sí.

Todo este rollo lo cuento para decir que el Sábado, en el concierto de Russian Red en La Cartuja de Sevilla (hoy Centro Andaluz de Arte Contemporáneo) pasó eso. Salió una muchachilla pequeñita, muy delgadita y con cara de cría, como muy normalita, se colgó la guitarra, empezó a cantar y todos los que estábamos allí de pié, muertos de frío, nos olvidamos de todo, el mundo desapareció a nuestro alrededor durante la siguiente hora y pico en la que ella estuvo encima del escenario. Lo que esa chica hace con su voz, como toca e interpreta sus canciones, lo que transmite y como lo vive, yo no lo he visto casi nunca en un concierto en directo. Lourdes Hernández es especial, tiene algo mágico dentro que no tiene casi nadie que haya escuchado antes y si por casualidad va a tocar en algún sitio cerca de tu casa, corre a comprar la entrada. Yo me fuí hasta Sevilla, ¿no van otros a ver la viejuna de la Madonna?

Oihana, con la que me fuí de viaje, no paraba de mirarme con ojos vidriosos, emocionada perdida, diciendo todo el rato que la Russian estaba en trance y que que fuerte todo. Lo mismo que Aitor, que se alzaba entre un público más bien enanito, alucinando igual que todos los demás. Cantó todo su disco prácticamente entero, además de temas del nuevo que saldrá pronto, por lo visto, y, antes del bis, cerró con una versión del Sorry de Peggy Lee, una de mis canciones favoritas, que a punto estuvo de dejarme allí muerto perdido. En resumen: Russian Red es lo más.

El resto del fin de semana fue estupendo también, a pesar de la lluvia que no dejó de caer durante todo el sábado, aunque a mi me da igual, porque me gusta y porque es bueno para el planeta y para darle en las narices a los agoreros que andan todo el día diciendo que nos vamos a morir por falta de agua; pues este año desde luego no va a ser. A parte de que la lluvia en Sevilla es pura maravilla, como todo el mundo sabe, claro.

Y es que esta ciudad, pese a todos los prejuicios que se tienen contra ella y contra sus habitantes, es estupenda, preciosa y llena de cosas. Eso sí, en los bares por la noche ponen la música super bajita y te da la impresión de que estás todo el rato en una cafetería. Estuvimos en uno llamado el Noveccento, de momento lesbiano, en el que descubrimos a donde van las bolleras de Granada, cuando se hacen mayores. Se jubilan y se van todas para allá, la media no bajaba de los 40.

Pero se compensa con los bares de tapas, los desayunos dobles que nos metimos entre pecho y espalda, en esas cafeterías con megamostradores de pasteles y de comida para llevar que te lo comías todo, los paseos, la exposición de arte interactivo Youniverse, también en el CAAC, en el que entre otras cosas estuvimos tocando la reactable, el instrumento raruzo ese que lleva la loca del coño de la Björk en sus conciertos y que se inventaron en Barcelona, estar allí con mi novia y con mi expollo, que es amor y siempre lo será pese a cualquier cosa, ver a las señoras sevillanas, todas con botas super altas, esos escaparates con ropita de repuesto para las figuritas del niño Jesús a tamaño casi natural, esos niños vestidos como a principios de siglo, en fin, todo, Sevilla es mucho y no se puede negar. Me encanta tener allí la conexión Castilla Lázpita, mi pica en Flades.

Bueno, no voy a decir nada más de la Russian, que ya le he hecho la rosca bastante al principio. Sólo que he puesto este vídeo de ella con este señor que no tengo ni idea de quien es, porque la canción es bonita y porque había pensado en poner Womanizer, de Britney, que ha sido nuestra canción del fin de semana (así somos, de un extremo a otro sin pestañear, ¿qué pasa?), pero bueno, era un poco peliagudo hablar de lo que he estado hablando y luego poner a la truño esta. Es que sonó en un bar la primera noche y les pregunté que que porras significaba eso de womanizer y Aitor, ni corto ni perezoso, dijo instantáneamente: es mujerizador o mujerador. Toma ahí, se le está pegando el arte que no veas.

jueves, 11 de diciembre de 2008

ARV 8 Almería Rara

Flunk: Blue Monday

Hoy ha sido el gran día, por fin tengo la revista en mis manos. Debería decir tenemos, porque ARV es de Jose y mía, somos los papás de la criatura, tiene los genes de los dos, y claro, ha salido guapa, como no podía ser de otra forma con semejantes progenitores.

Han sido meses de trabajo y de diversión, sobre todo de diversión, porque nos lo hemos pasado en grande con el temita. El otro día le comentaba a mi némesis, Paco, lo bien que sienta terminar un trabajo del que no tenías ni idea cuando lo empezaste, el rollo de la superación personal y todas esas cosas, pero que es cierto, hacer algo que pensabas que ni de broma te salía, y hacerlo bien encima, da mucho subidón.

A mi las revistas me gustan y me han gustado de siempre. En mi casa siempre ha habido culturilla de revista, el Hola, el Pais, de decoración, de política, de cine, hasta el Vogue caía de vez en cuando. Yo he seguido con los años comprando y leyendo todas las que podía, con la carrera más, que ya sabemos que en lo nuestro las revistas tiran mucho. Algunas veces me preguntaba como sería eso de hacer una propia y, mira tú por donde, ahora he hecho una y se ha quedado de rechupete; lo que son las cosas.

Este primer número, que en realidad es el 8, porque la revista la hemos heredado, se llama Almería Rara, que es muy pa lo nuestro y nos gusta, y ya estamos trabajando en el siguiente número, no os digo el título que trae mala suerte. Y es que Jose y yo no podemos parar de crear, todo el día ahí, performando sin parar.

Desde aquí quiero dar las gracias (mometo oscar) a todos los que habéis puesto interés, los que os habéis preocupado y preguntado sin parar, a los que habéis colaborado directamente, como Álex, Valle y Paco, que espero que continue la multilateralidad y se amplie, que cuanta más gente y más ideas, mejor.

Intentaré repartir las que pueda, poneos a la cola, que hay lista de espera!!

La canción de hoy la reconoceréis seguro, al menos los enrollados que molen. Se trata de Blue Monday, de los New Order, versionada por este grupete de Oslo, Noruega, que ya os he dicho muchas veces que de allí, del norte, nada más que vienen cosas güenas; ir enterándoos de una vez.

Muerto me he quedado al ver que abren su myspace con una versión del Silent Night, muy apropiado para estas fechas. El vídeo también es chulo, eh? Si es que no os pongo nada malo, nada. Os quejaréis del trato.

martes, 9 de diciembre de 2008

Merdellonerío



The Strokes: What ever happened?


Que puente más largo, ofú. Es que yo, que soy un chico muy afortunado, he tenido cuatro jour de fette, y como no puedo estar quieto en un sitio, pues me he recorrido Andalucía Oriental, que para eso tengo a toda la familia desperdigada por esos mundos de Dios. Con tanto meneo el tiempo se alarga una barbaridad, y me da la impresión de que he estado quince días de vacaciones, que no es que me queje y estuviera deseandito de volver a trabajar, no, es que se me ha hecho largo, y cuando he visto la fecha de la última actualización me ha parecido muncho tiempo; pido disculpas a mis fans que hoy ya me estaban reclamando un post.

Y luego está el temita de la confusión de los días, que con la historia de los diarios festivos y los festivos con todo abierto se hace uno la picha un lío y al final no sabes en que día estás viviendo, con el riesgo atroz de habitar en una especie de domigo perpetuo; que podía ser el argumento de una película de terror psicológico que diera mucho miedito ¿os imagináis, vivir en un domingo por la tarde continuo? brrrr, que repeluco. Para que no ocurra esto más, propongo una medida radical. Las tiendas y grandes superficies deberían de abrir siempre, todos los días, así, de paso que se crearían más puestos de trabajo, nunca sería domingo y los seres humanos seríamos más felices comprando sin parar y mirando escaparates todo el rato.

¿Os habéis fijado en la manía que le ha entrado a la gente, sobre todo en la tele, de hablar en condicional? Se ve a un tío pelando unas manzanas para hacer una tarta y dice: "ahora pelaríamos lo que serían las manzanas." Ahhhhhh, basta!! ¿Por qué se ponen de moda estos horrores lingüísticos? Encima los que los cometen, lo hacen porque creen que están hablando mejor. El mundo está lleno de merdellonerío.

El viernes y el sábado estuve en Granada, disfrutando de un día de todos los días, como dicen los catalanes, que hacía siglos que no estaba allí en una jornada laboral. Quedé con Paco, mi némesis, y nos pusimos al día de todo, filosofamos un poco, que es algo que nos encanta, y rajamos otro poco, que nos gusta aún más. El pobrecillo se había afeitado esa mañana y parecía leatherface, se había hecho la matanza de Texas en su bello rostro; hay que tener más cuidado Paco, que na más que tenemos una cara.

Luego, de noche y como viene siendo costumbre en los últimos tiempos, me fuí a tomar el fresco por ahí con Oihana, que cada vez más es como si fuésemos novios, todo el día juntitos de arriba para abajo. Hombre, no puede ser por motivos más que evidentes, pero juntos quedamos de lo más mono, nos lo dicen en los bares. Me contó unas historias más que raras con sus tetas como protagonistas (hasta aquí puedo leer) y nos metimos en el Infrarrojo, que ahora mismo es el mejor sitio de Granada para alternar y ver gente rara y demoña. Allí estaba Manu, que es amor y que siempre nos reímos mucho con él, acompañado de su amigo Carlos, que yo creo que va muy bien pa lo mío, con esa pinta de espadachín y ese acento catalán, aunque luego dice Gerona, en vez de Girona, misterios de la vida.

Me acabo de dar cuenta de que estoy aquí contando mi vida como los locos y esto empieza a desvariar, que luego digo por ahí que no cuento intimidades. Sólo decir, ya para terminar y cerrar la crónica del puente, que como véis ha dado mucho de si, que el resto me lo pasé con mi familia, comiendo y descansando, que es lo que hay que hacer cuando vas a casa de tus padres, dejarte querer y aprovechar la calma y el sosiego, el que la tenga claro; yo es que por suerte tengo mucha.

También salí el sábado con amigos de Sonsoles, que resultaron ser muy simpaticos y estupendos, con Natalia al frente, que es una fan y gran seguidora de este blog de Málaga, a la que me encantó conocer un poco más. Cuando conozco a alguien que sabe de mi por este blog, siempre me pregunto con que impresión se quedará después, porque es evidente que yo soy mucho más sosillo en la realidad. Contradiction de Calvin Klein.


Hoy toca una de estas bandas que no necesitan presentación ninguna: The Strokes (los golpes, ejem). Ellos devolvieron la esperanza al rock guitarrero, con mucha clase eso sí, que para algo son todos pijos y de New York, y para colmo, resucitaron el look pantalón pitillo, que es algo que nunca les agradeceremos bastante. Julian Casablancas, su cantante, es bastante grimosillo, pero tiene una voz absolutamente cascada que nos encanta, después de cada concierto debe de estar sin hablar tres días mínimo del esfuerzo.

Este puente no he parado de escuchar esta canción tan espectacular, presente además en la no menos espectacular Maria Antonietta, ese bellísimo videoclip de dos horas y pico sobre la vida de esa reina tan fantástica a la que se le atribulle eso de que cuando le vinieron con la murga de que su pueblo no tenía pan para comer, respondió: pues si no tienen pan, que coman bollos. Que desparrame, que loca del coño.

(Nota: este no es el clip original, pero es que es infinitamente más feo)


jueves, 4 de diciembre de 2008

Uniforme de Porrista







Gameboy Gamegirl: Sweaty Wet / Dirty Damp

Que me gusta a mi una discusión, lo que más, vamos. Los que seguís este blog, habréis leído en la última entrada ese pequeño debate sobre el trabajo a destajo sí, el trabajo a destajo no, motivado por las singulares y sinpares vidas de las arquitectas y locas del coño, Zaha Hadid y kazujo Sejima. Me encanta, el tema da igual, es caso es discutir.

Yo vengo de una familia en la que siempre se ha fomentado mucho eso de debatir, que es una forma fina de decir que andábamos siempre a la gresca, pero también es verdad que, en la que fue un día mi casa y ahora la de mis padres, siempre se ha hablado mucho y con mucha pasión de todo, el caso era hablar. Casi siempre tras las comidas, y sobre todo las cenas, nos quedábamos en torno a la mesa dándole a la lengua sobre los temas más dispares. La cosa casi siempre acababa mal y había pelea, pero eso era un aliciente más. Ahora que todos somos más mayores, más sabios y menos radicales (o algo así), seguimos con la costumbre y, cada vez que nos juntamos todos, volvemos a la carga con las charlas de horas. Somos muy pesados.

Y claro, como the goat goes to the mountain, los amigos y amigas (momento Bibiana Aido) que me he ido echando en la vida, son todos unos loros como yo, que les gusta mucho el hablar y el discutir. Vamos, a las pruebas me remito, os doy un temita, el que sea, y ahí estáis comentario para arriba y comentario para abajo; que la anterior entrada ha registrado el mayor número de posts en la historia del blog. A mi me mola, no lo puedo ni lo quiero evitar.

Me encanta salir por ahí a tomar cervezuelas y arreglar el mundo de paso, rajando de lo que haya que rajar, criticando a quien haga falta o ensalzando las virtudes que haya que ensalzar. Que si lo que han cambiado los adolescentes de hoy en día, que si Penélope Cruz o Candela Peña (la segunda por supuestísimo), que si la Lola es una mierda o no, que si el aborto sí, aborto no, que si Zapatero mola o apesta, que si las lesbianas de la diferencia o de la igualdad, que si la pareja es más o menos importante que los amigos, que si el género o el sexo, que si es mejor Heroes o Lost; en fin, como véis, nos importa tó, hablamos de lo que nos echen, la comunicación es lo importante. Soy consciente de que tengo mucha suerte al tener a tanta gente inteligente, culta y preparada a mi vera, que da gusto hablar con todos, de lo listérrimos que son.

Además, como ya he dicho más veces, soy poco riguroso, ser coherente es un aburrimiento y como dícen LKan que decía Heráclito, no hay que bañarse dos veces en el mismo río. Ea, seamos veletas, que mola mas!

Bien, ¿qué coño es esto? Os preguntaréis al ver este bonito vídeo que hoy me ha dado por pinchar. Si decía antes que me gusta lo de hablar por hablar, más me gustan los colgados y las mamarrachas, es una debilidad. Cosas: el cantante, que demuestra que se puede ser moderno (con muuucha coña) sin estar anoréxico, los modelos de ellas, la panda de demoños que salen en el clip, los estilismos, por no hablar del sitio donde esta rodado el tema, que lo presentas en una clase de proyectos de Ubaldo y te pone matrícula por lo menos.

Gameboy Gamegirl es un grupo de Australia, de donde están saliendo bandas que me encantan, como Cut Copy, Midnight Juggernauts o Ladyhawke. En este grupete, y según su myspace, milita Miami Horror, que es un tío que hace unas remezclas buenísimas, visitad su miespacio y ya veréis.

Supongo que la mayoría leeréis y escucharéis esto mañana viernes, pues que os sirva para ir pillando el ritmillo. Yo me voy de fiesta seguro, además de que ya he empezado el puente hoy!!

lunes, 1 de diciembre de 2008

No quiero nada







The black ghosts: I want nothing


Hace un par de semanas publicaron una entrevista con Kazuyo Sejima, famosa arquitecta japonoide, en el País Semanal. Los edificios de esta buena mujer me han gustado mucho siempre, eso y su forma de proyectar y pensar la arquitectura, lenta, tranquila, sin estridencias ni estupideces, muy alejada de los pepinazos de otros.

Pero lo que allí contaba me dejó muerto. Resulta que la Kazujo se dedica prácticamente sólo a trabajar, a eso y a salir de compras, Comme des Garçons es su marca favorita. Empieza su jornada laboral a las 10 de la mañana y la termina a las 2 de la madrugada, come y cena en el estudio y, lo que es peor, tanto ella como sus treinta empleados tienen una especie de camita bajo sus mesas para echarse a dormir si se cansan. Que miedo. Yo sé que ese rollo es muy oriental, esto de vivir en tu trabajo y todo eso, pero a mi me da un repelús que no veas. Además de este bello plan de vida, la Sejima no para de fumar y de beber café constantemente, menuda loca del coño.

Por otro lado, Jóse (que ultimamente no para de salir en este blog) anda liado con un artículo sobre Zaha Hadid, otra arquitecta estrella, esta vez de origen iraní y residente en Londres. Me contó una entrevista en la que la Zaha comentaba que vivía prácticamente en su estudio, en aviones, aeropuertos y hoteles, que lo había dejado todo por su trabajo y que había renunciado a tener, digamos, una vida por el éxito profesional. Además de todo esto, la muy desquiciada de ella, ha prohibido la música en su estudio, en el que trabajan 200 personas nada más y nada menos, sólo la permite a partir de las 12 de la noche, cuando hay alguna entrega al día siguiente, para animar a la peña. Más miedo. Como dijo mi hermana cuando se lo conté, que terror cuando alguien se siente con poder para hacer lo que quiere.

Normal que las dos estén así de mal, no se puede llevar una vida tan triste y luego pretender tener buena cara.

Siempre me ha parecido muy curioso, como de animal exótico, que una persona escoja el camino de la soledad, del sacrificio personal en aras del ¿éxito? profesional. Tiene algo de heroico, de loco total, de lobo estepario, pero también de desquiciado, de inútil y de absurdo ¿En que pensarán cuando se quedan sólos en su cama de noche? Seguro que tienen miedo, más o menos como todo el mundo.

Supongo que sabéis que es lastfm, bien, pues hace una par de días pinché a Ladyhawke y, saltando, saltando, llegó hasta esta canción que me gustó mucho. No conocía a este grupete y, la verdad, a parte de esta canción, las demás que he escuchado en su myspace (que tenésis disponible si pincháis en el título de esta entrada, como siempre) no me han dicho mucho. Pues eso, que un poquito de teclados, que hacía unos días que no ponía nada y eso no puede ser. A ver si llega el puente ya, que yo además, tengo el viernes, yuju!!!!