lunes, 17 de noviembre de 2008

El nuevo Truman Capote





Etienne de Crecy: Hanukka

Ayer por la noche me tumbé en el sofá a hacer un poco la ameba, que consiste fundamentalmente en desparramarse en posición horizontal, cubrirse con una mantita y tragarte lo que sea que pongan por la tele. Tuve suerte, en la Sexta (la cadena más chunga de la televisión en España) ponían Vidas anónimas, ese programa que consiste en seguir durante un día a gente más o menos desconocida en sus quehaceres diarios.

En el de ayer, seguían a un cartero rural en Galicia, que se hacía pasar por enrollado y buena gente, pero que en realidad era más malo que la sarna y un gorrón insoportable; al cantante del grupo heavy Obus, que daba muchísima grima y que es uno de los seres más absurdos y deprimentes que he visto nunca, y luego, para mi sorpresa y regocijo, seguían a José Fernández Pacheco, más conocido como Jousi. Para colmo, la historia iba de que estaba preparando un editorial de moda para una revista llamada View of the Times, con Teresa Baca (de la que he hablado aquí anteriormente) en el palacio de la marquesa de Chinchón. El nivel de surrealismo era impresionante, todo el rato "no tengo parole", "vaya pércal", "esto es marbellismo" y perlas por el estilo.

Al final, en la fiesta de presentación de la revista, que se hacía en la tienda de Dior de Madrid, y es donde terminaba el reportaje, salieron unas amigas suyas que dijeron que era el nuevo Truman Capote (sic). También dijeron que a Jousi le miraban más por la calle que a un gótico, a lo que él respondió que le importaba muy poco, que la vida era muy corta y que no iba a pararse a pensar en lo que opinasen o dijesen los demás y mucho menos, a dejar de ponerse un estilismo por vergüenza. Razón no le falta al muchacho, la verdad.

Ya sabéis que Jousi salió de un pueblo de la Mancha y que, aunque parezca de mentira, es real, existe, va por la vida así, con esa filosofía y esas ropas; que es lo mejor de todo. A mi lo que me encanta de estos personajes es que se lo creen, el mundo está como está y ellos viven en una realidad absolutamente paralela en la que parece que son felices. Además él representa la posibilidad del cambio y de conseguir lo que uno se propone, por bizarro y absurdo que parezca para el resto del planeta. Eso sí, es un desparrame total.


Etienne de Crecy, que tiene un nombre absolutamente genial, es el inventor del French Touch, un estilo dentro de la electrónica, que representan gente como Justice o Daft Punk. Este clip está grabado durante una actuación suya en su gira de este verano, y no me digáis que no es incrible. Eso si que es montárselo en un escenario y lo demás son tonterías. Lo que hace con los cubitos, la luz y las visuales es de me cortan y no sangro.

Gracias Paco por la recomendación. La canción es un poco más como para viernes o sábado, pero bueno, pensemos que tampoco queda tanto y vayamos calentando motores.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

cubo arriba, cubo abajo, cubo arriba, cubo abajo

Beatriz dijo...

ostias q chulo

o!h dijo...

joe, así pa un miércoles a las 8 de la mañana está de muerte!

o!h dijo...

me encanta el cambio del minuto 2:32, ais, voy a tener un miércoles-viernes frustrante....