martes, 14 de octubre de 2008

La picotá















Kylie Minogue: the one
Muy mal, tres días sin pinchar una triste cancioncilla. Pero es que he estado de puente en casa de mis padres, y estar allí es como una especie de agujero negro de desidia y pereza en el que lo único que hago es comer, dormir, ver la tele y perrear de lo lindo. Los días en casa de mi familia son una especie de fin de semana preadolescente contínuo. Eso sí, salgo con las pilas más que cargadas, y últimamente empachado siempre, porque no es normal ni lógico ni humano lo que puedo meterme entre pecho y espalda. El problema es la cocina de mi madre, donde siempre hay cosas ricas que comer y siempre hay de todo, no como en la mía, que cada vez se asemeja más a una cocina de la antigua Unión Soviética.
Bueno, también he estado en Málaga, de paseito y de compras, estrenando la nueva FNAC que han abierto allí. Me encanta Málaga, quiero vivir allí, que de gente guapa, que de tiendas, que de todo oye, cada vez me mola más. Pa mi que voy a terminar allí, me da la picotá.
Por cierto, que en la FNAC le compré a mi madre de regalo de cumpleaños el disco de la costrosa de la Amy Winehouse, que tenía ella curiosidad por escucharlo. Mi madre es muy moderna, sí, pero además, me di cuenta de que ese debe de ser el secreto del verdadero éxito comercial, gustarle desde a una punk guarra hasta a un ama de casa española. Amy, das asquito pero eres grande.
¿Qué os voy a contar yo de la Kylie que no sepáis? Hoy he dejado de lado mi faceta más alternativa (ejem) para dar rienda suelta a la más demoña.
Y sí, me encanta Kylie Minogue, tan pequeñita ella, tan sosa, tan maltratada por su público, tan icono gay, tan copiotas y tan a la sombra de Madonna. Lo que no entiendo es porqué algunos de sus discos triunfan y otros, como este último, no se comen una rosca ¡Si siempre hace la misma canción! En fin, misterios de la humanidad. Lo que es verdad, y no se puede negar, es que la muchacha esta hace cada cancionzaca para lo que es el baile que no veas tú. Me se van los pies.

1 comentario:

o!h dijo...

Fiestuqui. Ea, ya lo he dicho.